Joan Laporta felicita a Pere Aragonès tras la investidura como President de la Generalitat

Laporta nunca ha hablado de Koeman

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

Parece que llegó el gran día. El presidente del Barça, Joan Laporta, se reunirá en las próximas horas con Ronald Koeman con la partida abierta. A pesar de las numerosas filtraciones, de los argumentos de defensores y detractores, Laporta ha guardado un respetuoso silencio hacia un entrenador con contrato en vigor y con ganas de continuar. La situación del Barça es perversa porque necesita una revolución en toda regla para volver a ilusionar, pero no hay dinero en caja, por lo que el presidente ha hecho bien en evitar cualquier tipo de insinuación que acabe jugando en su contra. Es evidente que la figura de Koeman genera un respeto absoluto en el barcelonismo, pero también que su gestión en los últimos meses era claramente mejorable. Porque el Barça tiene equipo y plantilla para superar a rivales como Granada, Levante o Celta, los que han acabado por derrumbar las opciones de Liga. Laporta ha ido ganando tiempo, habrá escuchado opiniones de todo tipo y ahora le tocará a él decidir. Porque, a pesar de los profesionales del área deportiva, la contratación de un técnico va mucho más allá de los informes y será muy predisencialista.

MUCHO EN JUEGO

A estas alturas de película, la decisión ya está tomada. Y puede pasar de todo, aunque Koeman -tal vez mal asesorado-, entiende que puede estar más fuera que dentro. Echarle supone un riesgo - el que venga tampoco asegura títulos- y sobre todo un problema económico en un muy mal momento. Laporta puede echarle en nombre de un nuevo ciclo o quedárselo y argumentar, con toda la razón, que él nunca ha dicho que fuera a echarle. Sea lo que sea, todo debe dilucidarse ya porque el fútbol es presente y aquí no hay tiempo que perder.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil