De Laporta a Florentino, de Al-Khelaifi a Rubiales

De Laporta a Florentino, de Al-Khelaifi a Rubiales

J.Mª Casanovas

Editor de SPORT

Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG
Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG | AFP

Hay semanas que pasan tantas cosas que cuesta centrar la atención en un solo tema. Muchos nombres revolotean la actualidad deportiva, unos para bien, otros para mal. Desde entrenadores que no dan la talla a presidentes mafiosos como Al-Khelaïfi. A mes y medio del inicio del Mundial, Luis Enrique da una patada a sus detractores en el mismo partido en que Cristiano Ronaldo baja a los infiernos. 

Al pretencioso presidente del PSG le han tomado la matrícula. Al-Khelaïfi está en el centro de un escándalo denunciado por el diario Liberation. Se le acusa de participar en el chantaje y extorsión de un empresario que tenía información comprometida de él. Un asunto turbio, con torturas y amenazas que puede truncar la trayectoria del presidente parisino ya que este tipo de escándalos no gustan en las dictaduras árabes. No se puede ir por la vida repartiendo consejos de moralidad y ética cuando se tiene el armario sucio. 

Otro que tampoco puede dormir tranquilo es Luis Rubiales, el atribulado presidente de la Federación Española de Fútbol. La Fiscalía Anticorrupción lo tiene fichado desde el mes de mayo cuando abrió una investigación en toda regla con requerimientos a la Agencia Tributaria, Consejo Superior de Deportes, Intervención General del Estado y a la propia Federación. Buscan anomalías en el contrato de la Supercopa con el holding de Gerard Piqué. 

Esta semana hemos tenido el primer boicot a Catar2022 y no será el último. La marca de material deportivo Hummel, que viste a Dinamarca, desdibujará su logotipo en las camisetas en protesta por el historial de los derechos humanos del reino catarí que deja mucho que desear. 

Hoy celebra el Real Madrid su Asamblea con todo atado y bien atado. A Florentino no le tose nadie en su casa, presumirá del nuevo Bernabeu y conseguirá una unanimidad que no se recuerda desde los tiempos de Franco. Sorprende de todos modos, que después de ganar Liga y Champions presente un beneficio de solo 13 millones.

Laporta celebrará la Asamblea el próximo domingo para cerrar los números de la pasada temporada en la que, gracias a las palancas, registró un beneficio de 98 millones. Se ha reducido la deuda neta pero la masa salarial deportiva ha aumentado un 27%. Si la pelota entra, los goles tienen más importancia que los números.