Zidane y Koeman se enfrentarán en el clásico del Di Stéfano

Koeman y Zidane salvan naufragios

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

El clásico final de esta temporada tiene todos los alicientes para ser un partido de los grandes. Para Barça y Madrid, quizás más para los blancos, se trata de una auténtica final porque quien pierda saldrá muy tocado en la lucha por el campeonato. Lo curioso es que hace solo tres meses, tanto Madrid como Barça, parecían desahuciados en la Liga y con enormes problemas deportivos. Sus técnicos eran cuestionados, pero el 2021 ha demostrado que tanto Koeman como Zidane tienen mil vidas.

Los números de los dos equipos en las últimas semanas son estratosféricos y la presión ha hecho mella en un Atlético al que le está faltando fondo para campeonar. Mucho mérito de lo que está pasando está en los banquillos, porque los dos grandes del fútbol español no lo han tenido nada fácil con la inmensa crisis económica provocada por el coronavirus. Sin fichajes, sacando a futbolistas para ahorrar fichas, al final han trabajado en proyectos de transición que pueden acabar en éxito.

KOEMAN SE HACE FUERTE

Y de los dos, Koeman es el que lo ha tenido más complicado. Aterrizó tras el desastroso 2-8 ante el Bayern y ha tenido que ganarse el respeto. Lo más inteligente que ha hecho ha sido ganarse al vestuario y, sobre todo, variar su idea táctica. No se le han caído los anillos por jugar con tres centrales atrás y ha conseguido uno de los Barça más sólidos de los últimos años. Tanto, que parece que su continuidad está más que asegurada, aunque para ratificarla necesitará un título. De Zidane, ya solo puede decirse que es el salvador del Madrid. Lo ha pasado mal, pero tiene al equipo casi metido en semifinales de Champions y cerca de la Liga. Interesante duelo en los banquillos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil