Koeman durante el partido contra la Real Sociedad

A propósito de Koeman y Zidane

OPINIÓN

Joan Mª Batlle

Ni el Barça ni el Madrid están para tirar cohetes. Los resultados ponen en evidencia el declive de los dos grandes del fútbol español, un declive que tiene su origen en el mismo mal pero al que sus entrenadores intentan poner remedio de distinta forma. Empecemos por la causa. Sin duda alguna, el fracaso en los fichajes a partir de la fuga de dos de sus grandes estrellas, Neymar, por un lado, y Cristiano Ronaldo, por el otro. A partir de ahí vienen las diferencias.

El Barça ingresó 222 millones de la cláusula del brasileño que dilapidó lamentablemente en los fichajes de Coutinho, Dembélé y Griezmann, y el Madrid tiró más de los cien que ingresó por Cristiano con Vinicius, Rodrygo, Jovic o Mariano, en primera instancia, pues después llegaría el gran fiasco de Hazard. Figuras consolidadas el Barça, promesas de lujo el Madrid. Da igual, el resultado es el mismo: fracaso. 

FUTURO Y PASADO. Veamos la reacción de los entrenadores. A ellos compete gestionar los cambios de ciclo más complicados que nunca se han visto, básicamente porque no hay un euro en ninguna de las dos cajas y sin dinero, la renovación ya no solo es más complicada sino que incluso puede verse alterada por el dinero que sí tienen los competidores y que, en este caso, pone en peligro la continuidad de Messi y Sergio Ramos... ¡casi nada! Pues bien, frente a ello, Koeman busca soluciones, otra cosa es que las encuentre, pero por lo menos las busca, y Zidane se empeña en tirar de lo viejo que ya está acabado.

Koeman abre el paraíso a Pedri mientras Zidane se lo cierra a Odegaard. Koeman dio juego a Ansu Fati hasta que se lesionó, mientras Zidane se lo ha quitado a Vinicius. Koeman mira a la cantera mientras Zidane se enroca con los veteranos que ya no tienen recorrido. Koeman apuesta por el futuro (renovación) mientras Zidane se ata al pasado (declive). En el túnel en el que se encuentran, me parece que la política de Koeman es más interesante que la de Zidane. Y creo que también piensan así los propios madridistas, a juzgar por lo cuestionado que tienen a su entrenador, mucho más de lo que aquí tenemos a Ronald.  

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil