Koeman

¡Koeman está de vuelta de todo!

OPINIÓN

Alex Corretja

@AlexCorretja74

Cada día que pasa el técnico del Barça tiene más seguidores en el bolsillo, ha sabido ganarse el respeto de la gente a base de actitud y buenos resultados. Lo mejor, sin duda, está por llegar.

Hace unos meses el holandés Ronald Koeman aceptó ser entrenador del Barça en uno de los peores momentos de los últimos años en el club azulgrana. Acababan de recibir la paliza más grande de su historia frente al Bayern Múnich en Champions y el futuro del astro argentino, Leo Messi, estaba pendiente de un hilo. Aun así, Koeman asumió la responsabilidad de tomar el mando de un equipo absolutamente hundido y con la moral por los suelos, renunciando a seguir siendo el seleccionador del equipo de su país natal. Para mí, ese hecho empezó a decir mucho del héroe de la final de Wembley del 92. Por cierto, recuerdo el minuto ciento doce de ese partido como si fuese ayer. Yo tenía dieciocho años y estaba jugando la fase previa de Roland Garros por primera vez en mi vida. Me encontraba en una habitación de hotel en la capital francesa, acompañado por mi madre Luisa, mi entrenador Javier Duarte y con el jugador profesional Alberto Berasategui, amigo y compañero de entrenos. También se me quedó grabado el gesto del jugador de la Sampdoria, Gianluca Vialli, instantes antes de que el ‘cuatro’ blaugrana disparara el libre directo a portería, colocándose la toalla en la cara para no ver lo que intuía que acabaría siendo un golazo del conjunto culé. Como si el italiano tuviera claro que aquello podía ser el principio del fin para el conjunto genovés.

Nosotros, mientras tanto, lo vivíamos a cientos de kilómetros de distancia, pero con la esperanza de que aquello terminara en gol, como acabó siendo. Acto seguido Alberto y yo salimos corriendo de la habitación hasta la calle, como dos posesos, para celebrar semejante alegría y deseando poder compartirlo con la multitud. Pero se nos olvidó un pequeño detalle, estábamos en París y a nadie le importaba un pimiento que el Barça estuviera ganando o no la Copa de Europa. Hoy, veintinueve años más tarde, uno de mis ídolos de infancia sigue siendo un pilar clave en el equipo catalán.

Ronald ha demostrado tener un carácter y una personalidad gigante para liderar a un equipo que el verano pasado tocó fondo. La valentía necesaria para hacer debutar a varios jugadores del filial y de sentar en el banquillo a los jugadores que él considera en cada ocasión. No le tiembla el pulso, está de vuelta de todo y eso el equipo lo nota enormemente. Creo que para ser entrenador de este club necesitas conocerlo muy bien o, si es posible, haber sido jugador del Barça anteriormente, pero no todos los que hayan defendido la camiseta azulgrana en el Camp Nou sabrán después cómo gestionar al equipo desde el banquillo.

Ronald sí parece estar capacitado para ello, lo está demostrando jornada tras jornada. En la última en concreto, en el remodelado Reale Arena, hubo un momento en que el árbitro del partido le recriminó alguna queja al técnico azulgrana, pues bien, su forma de actuar en ese preciso instante también me pareció de alguien que tiene muy claro a dónde quiere ir y cómo lo quiere conseguir.

Si cuando aceptó el cargo las cosas estaban horribles y ha sido capaz de enderezar el rumbo, imaginaos lo que puede llegar a hacer cuando las cosas estén un poco de su lado. Con paciencia y mucho trabajo, Ronald Koeman puede convertirse una vez más en un ídolo para muchos adolescentes si consigue otra Champions para el Barça. 

Un lustro sin Johan

‘El Flaco’ era alguien único, siempre aprendías algo estando con él, no dejaba a nadie indiferente. Su sola presencia atraía a las masas y, cuando empezaba a hablar, notabas las miradas atentas de la gente, conocedoras de que lo que estaban escuchando seguro sería oro. Me encantaba su sentido del humor y su forma de vivir la vida. Recuerdo una vez que jugando a golf su bola se quedó detrás de un árbol y le pegó una patada y la puso perfectamente en la ‘calle’ del hoyo. Al preguntarle por qué lo había hecho, contestó: “¿Tú a qué has venido?”. Y yo contesté: “A disfrutar”. Él me dijo: “Yo también, por eso ‘chuto’ la bola, porque detrás del árbol no disfruto”. GENIO Y FIGURA

El tenis volverá a Barcelona

Esta semana se ha presentado una nueva edición del Barcelona Open Banc Sabadell. Es una alegría inmensa que el RCT Barcelona vuelva a acoger de nuevo el torneo. Será del 17 al 25 de abril. Si todo va como lo esperado, podrán ir mil aficionados diarios para poder seguir los partidos en directo. Como siempre en los últimos años, Rafa Nadal será el máximo favorito, pero será interesante comprobar quién puede hacerle daño en la pista central que precisamente lleva su nombre. Este año además, debuta como director del torneo mi buen amigo David Ferrer, estoy convencido de que lo hará con la misma energía y las mismas ganas que cuando lo disputaba en pista. Mucha suerte FERRU, seguro que lo harás genial.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil