Koeman volvió a pedir fichajes para el Barça

Koeman, el único con sentido común

OPINIÓN

Lluís Mascaró

@LluisMascaro

El Barça es un caos. Un auténtico desastre organizativo. Un desgobierno. Sin presidente desde la dimisión de Bartomeu, el 27 de octubre de 2020. Más de tres meses sin rumbo. Y con unas elecciones que primero se convocaron tarde y luego se aplazaron con la excusa de la pandemia. Con un Carles Tusquets, máximo responsable de la comisión gestora, con un afán de protagonismo desproporcionado. Y con tres candidatos -Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa- que son incapaces de ponerse de acuerdo (más por culpa de unos que de otros) ni siquiera en las cosas básicas. Como el fichaje de Eric Garcia. En todo este embrollo, el único que parece tener sentido común es el entrenador, Ronald Koeman. Sentido común en su gestión del vestuario, sentido común en sus declaraciones y sentido común en su posición ante la crisis institucional. Faltan exactamente 36 días para que el Barça tenga, por fin, nuevo presidente. Una larga travesía en el desierto.

Y Koeman es la referencia para llegar al anhelado 7 de marzo sin que, entre todos, nos hagamos más daño. Tusquets y los candidatos protagonizaron ayer un nuevo y surrealista episodio de esta patética comedia que son las elecciones del Barça. El presidente de la comisión gestora convocó y desconvocó en un intervalo de pocas horas a Laporta, Font y Tusquets a una reunión en la que tenía que hacerse un último intento por fichar a Eric Garcia antes del cierre del mercado, el próximo lunes. Nuevamente, los intereses personales estuvieron por encima de los intereses del Barça. Koeman quiere a Eric Garcia. Necesita a Eric Garcia. Eric Garcia está dispuesto a venir sin cobrar hasta final de temporada. Y el traspaso de 3 millones solo tendría un impacto de 230.000 euros de amortización en las cuentas del Barça. ¿Dónde está el problema, pues? En que no todos los candidatos piensan igual. Víctor Font ficharía ya a Eric Garcia. Toni Freixa tiene dudas. Y Laporta está en contra de la incorporación inmediata del central. ¿Quién sale perdiendo? El Barça. Y Koeman, que se queda sin un refuerzo vital... Pero tiene tanto sentido común que ni se queja. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil