Lo que Koeman quiere y lo que no quiere

Lo que Koeman quiere y lo que no quiere

Joan Mª Batlle

Colaborador de SPORT

Koeman habla con sus jugadores durante la pausa de hidratación
Koeman habla con sus jugadores durante la pausa de hidratación | EFE

Hay que decirlo rápido: lo mejor, el resultado. El partido fue malo y sacó a relucir más las carencias que las virtudes del equipo de Koeman, que acabó dejando muy claro lo que va a ser esta temporada. Voy a empezar por las virtudes, que al fin y al cabo estamos hablando de una victoria. Memphis Depay, por encima de todo y de todos. El holandés ha caído de pie en el Camp Nou. Dos de los tres puntos son suyos, vista la incapacidad para crear más ocasiones de gol en toda la segunda parte. Su gol, el del triunfo, fue un golazo, escondiendo el balón, recortando a dos defensores y rematando duro y certero por el único hueco que había. Un poco de Neymar y un poco de Suárez. Jugador determinante, todo lo contrario que otro que tendría que serlo y sigue de vacaciones... Otra virtud, la llegada de Sergi Roberto, mejor centrocampista que lateral derecho, que por cierto, sigue siendo un puesto mal cubierto. Y un tercer dato positivo: ganar sin jugar bien, lo que podríamos extender a haber conseguido siete puntos con dos partidos malos. Algo es algo... ¡o mucho!, en las actuales circunstancias.

Queda mercado

Vamos con las carencias. Siguen los problemas defensivos, el Getafe llegó demasiado y tiró a puerta más veces que los azulgrana. Esto es inadmisible en el Camp Nou. No estaban Piqué y Eric García, pero el problema no es exactamente de la defensa o de individualidades de la defensa, sino de la estructura defensiva. Cuando se pierde el balón, y ayer se perdió más de lo razonable, la medular ayuda poco y Busquets no puede con todo. Más problemas: el lateral derecho no se consolida. Koeman incluso tuvo que señalar a Emerson (primer mensaje del técnico). Ahora, un problemón: Griezmann. El francés no da pie con bola, es el que sigue de vacaciones, aunque no hace falta aclararlo, y ha dejado de ser intocable, pues Koeman le sustituyó por Mingueza (segundo mensaje). En realidad, el entrenador se pasó la última media hora dando mensajes. Coutinho, por detrás de Nico y Gabi y Umtiti, el últimísimo central de la fila. Está claro lo que Ronald quiere y lo que no quiere. Queda mercado... aprovéchenlo.

LA CLAVE: Pese a la victoria, el entrenador dejó muchos mensajes al equipo y a la directiva.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil