Koeman entrando en las oficinas del Barça

Koeman deberá hacer milagros

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

 A Koeman no se lo están poniendo nada fácil. Sabía que llegaba al Barça en un año duro para encabezar un proyecto de renovación, pero ayer le quedó claro que deberá hacer milagros para ganar algo y, de paso, salvar su cabeza. El técnico está muy satisfecho con los fichajes que le han traído esta temporada, con la calidad de la juventud de este vestuario y con la limpieza que se hizo tras la debacle de la Champions, pero las lesiones le han dejado un equipo mermado y necesitaba alguna cosa más para poder afrontar la parte decisiva del curso con plenas garantías.

En otras circunstancias se lo hubieran traído, pero el hecho de estar en periodo electoral y tener las arcas vacías propiciarán que el Barça se quede con lo puesto. Y, sin duda, es una decisión temeraria. Así lo debió entender el propio Koeman que decidió ir personalmente a la reunión de los tres candidatos con la Junta Gestora para dar la cara y pedir, como mínimo, un fichaje para su defensa.  

 

DRAMA CENTRAL El fichaje de Eric Garcia era para Koeman casi imprescindible. Y es que acabar la temporada con Araujo, Lenglet y Mingueza -Umtiti no cuenta para nada- es muy justo. No por la calidad de estos tres futbolistas, pero sí por la acumulación de partidos y por la falta de experiencia internacional de alguno de ellos. El área deportiva había trabajado bien el fichaje de Eric y prueba de ello es que llegará con la carta de libertad en junio, pero los candidatos decidieron no hacer ningún esfuerzo ahora. Koeman lo entiende, pero se supone que los candidatos también deberían entender, cuando lo evalúen a final de temporada, las circunstancias en las que ha tenido que trabajar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil