Intocables y prescindibles

Intocables y prescindibles

Alfredo Martínez
De Jong, en el amistoso en Australia
De Jong, en el amistoso en Australia | EFE

Seguro que no nos ponemos de acuerdo. En muchos nombres, los más claros, sí, pero en otros muchos cada uno tendrá sus gustos y sus debilidades y preferirá que se vayan unos y se queden otros, son las famosas listas de final de temporada de jugadores intransferibles y de jugadores prescindibles para la temporada que viene.

Lo más importante es no equivocarse en los que te quieres quedar. Esos que todos consideramos intocables y muy válidos para el proyecto del año que viene. Si empezamos a recitar serían los Pedri, posiblemente el más unánime de todos, Araujo, sin discusión, Ansu, por supuesto, y Gavi. Y pare usted de contar. Seguro que ya no hay unanimidad en el resto. A algunos les puede parecer que Ter Stegen ya no es intocable como lo era hace un par de temporadas. 

A partir de aquí comienzan las discrepancias. Para gustos se hicieron los colores. El debate más grueso se produce con las vacas sagradas. Quedan cuatro. Busquets, Piqué, Alba y Roberto. Todos señalados en algún momento por la afición como principales culpables de la mayor parte de las decepciones de los últimos tiempos. Están a un año o dos de la conclusión de su contrato. Han vivido épocas mejores pero reconozcamos que han sido de los que han mantenido el tipo a lo largo del año. Busquets ha sido de los mejores, Piqué cuando jugó, y Alba con claroscuros. Además, sustituirlos por jugadores de esa jerarquía ahora mismo es imposible para las arcas del club. Debate estéril. Acabarán sus contratos e irán dejando paso a otros jugadores. 

En la clase media tampoco habrá unanimidad. Dest aún no ha cumplido las expectativas y una buena oferta parece que la aceptarían casi todos. Eric Garcia y Nico son jóvenes, aún por explotar y que parece que merecen seguir teniendo su oportunidad. Aubameyang y Ferran recién llegados seguirán, uno para amortizar su fichaje y el otro porque su coste fue cero y ha dado goles. Si no le traen competencia, seguirá siendo importante. Lenglet, Braithwaite,Umtiti, Mingueza, Riqui y Neto están en la rampa de salida sin contemplaciones.

Y luego están las posibles ventas, además de la de Dest, los holandeses Frenkie de Jong y Memphis. Posiblemente los casos más difíciles, en especial el centrocampista. Memphis es un buen delantero y aporta cosas, pero en la situación económica actual si alguien tentara al club no creo que dudaran en venderlo.

Lo de De Jong es más complejo. Sabes que puede hacerlo mucho mejor, pero no ha acabado de explotar. Es el jugador que tiene mejor venta y más mercado. Tiene una edad ideal. El Barcelona no es un club vendedor de jugadores titulares. Y además puedes equivocarte con el recambio. Difícil decisión. La más delicada del verano. Y claro, luego está lo más importante, quién sustituye a los que se van. Ahí está la base del éxito de las decisiones, en mejorar lo que hay en la actualidad. No te puedes equivocar. Y hay mucho que mejorar.

Temas