Griezmann, en una acción ante el Mallorca

La intensidad en el Barça-Leganés está garantizada

OPINIÓN

Pichi Alonso

@PichiAlonso9

EQUIPO MUY FÍSICO. A priori, los puntos a disputar en el Camp Nou no entraban en el pensamiento del técnico ‘pepinero’, pero dada la situación actual, el Leganés no puede regalar nada y aunque el rival sea el FC Barcelona, deberá intentar competir en busca de la sorpresa.

No entra en el pensar que Aguirre vaya a guardarse jugadores de cara al partido posterior contra un rival directo como el Mallorca. El conjunto del entrenador mexicano, es de los que suelen competir siempre, con más o menos acierto, pero la intensidad en el choque está garantizada.

El Leganés es un conjunto eminentemente físico. Las normativas actuales le perjudicaron mucho, pues la marcha de sus dos delanteros titulares y goleadores como eran Braithwaite y En Nesiry, está condicionando mucho el rendimiento ofensivo del equipo. 

Baste el detalle de que entre todos los delanteros de la plantilla solamente han conseguido un gol, el logrado por Carrillo. Su máximo goleador es Óscar Rodríguez, que no es un delantero puro, que además, como Siovas, por acumulación de tarjetas amarillas no estará ante el Barça este martes en el Camp Nou.

Por lo tanto, como todos los equipos que luchan por eludir el descenso, debe fomentar un excelente espíritu defensivo dado que el Leganés le cuesta mucho perforar las porterías contrarias –es con 22 goles el peor equipo junto al Celta– en la faceta goleadora.

Así que debe forjar su juego basándose en una sólida estructura defensiva. Mientras el marcador esté a cero, el espíritu competitivo del Leganés será muy fuerte y se mantendrá en la pelea. Si el Barça consigue abrir pronto la lata, como sucedió el pasado sábado en Palma, el partido se le pondrá muy de cara a los jugadores de Quique Setién.

VARIANTES TÁCTICAS. Desde la llegada del ‘Vasco’ Aguirre, se implantó la defensa de tres centrales, con la que el equipo empezó a levantar cabeza, pero no la suficiente como para salir de las plazas de descenso, lo que motivó que en el último partido antes del parón, el míster apostara por la defensa de cuatro hombres en Villarreal, donde consiguió su primera y única victoria como visitante, lo que le sirvió para seguir con ella frente al Valladolid.

Apostó por doblar ambos laterales, dibujando un equipo muy cuadriculado con poco fútbol sobre todo por dentro. No creo que repita el experimento,  pues la cosa no le salió tan bien, y es posible que ante el Barça vuelva a la defensa de cinco hombres para cerrar mucho más los pasillos interiores por donde el Barça suele crear mucho peligro.

Si fuese así, Bustinza pasaría al eje de la defensa para formar una línea de tres centrales con Omeruo Awaziem, dejando las bandas para Rosales Jonathan Silva. Por detrás, es fijo Cuéllar.  

Amadou se ha ganado la posición de medio centro con mucho físico y derroche, pero con pocas virtudes para la organización del juego. Junto al francés de origen camerunés podría situar a Rubén PérezRoque Mesa o Recio o tal vez incluso dos de ellos para dar al equipo más criterio futbolístico.

Para las bandas también puede elegir entre RuibalKevin Rodrigues o incluso Bryan Gil Assalé, aunque estos son más bien revulsivos. La referencia arriba podría ser el nueve típico, gran envergadura, buen juego aéreo, Guido Carrillo, a no ser que apostase por jugar sin referencia  fija y optar por un nueve falso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil