Miralem Pjanic volvió a decepcionar

El incomprensible caso de Pjanic

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

El Barça diseñó el cambio entre Pjanic y Arthur como una operación económica, pero también deportiva. El brasileño no acababa de cuajar y el equipo necesitaba algún jugador con experiencia tras las salidas de Rakitic y Arturo Vidal. La operación, en aquel momento, fue muy criticada pero la realidad es que Arthur también está pasando por momentos difíciles en una Juve que no levanta cabeza.

El área deportiva estaba convencida que Pjanic daría empaque al proyecto desde el centro del campo por su personalidad y fútbol de toque. Siempre fue un centrocampista de estilo Barça, pero ya es evidente que su paso por el Camp Nou puede ser más breve de lo esperado. Es un caso incomprensible y su ostracismo en este final de temporada deja claro que a Koeman no le cuadra el futbolista a pesar de que nadie duda de su calidad. Es una situación deportiva similar a la de Riqui Puig, pero con un futbolista acostumbrado a disputar partidos importantes de Champions.

Lo tiene crudo

Koeman ya avisó ayer que hará pocos cambios de aquí a finales de temporada, por lo que Pjanic quedará aún más señalado junto a otros jugadores con cartel de transferibles como Umtiti o Júnior Firpo. Pero su caso causa extrañeza, incluso, en sus compañeros, que conocen perfectamente su estilo y estado de forma. Hay futbolistas que no cuajan con según que técnicos y el bosnio ya sabe que lo tiene crudo si Koeman encabeza el nuevo proyecto, como así parece ser.

Lo más curioso es que Pjanic tiene buen mercado y el Barça ya sabe que habrá ofertas importantes por él. Y de equipos que sorprenderán. Una lástima que no se haya sacado rendimiento a un jugador que sí tiene nivel.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil