Leo Messi con el título de Liga 2018-19, el décimo de esta competición en su palmarés

El hambre de Leo Messi

OPINIÓN

Xavier Ortuño

@xortu

El Barça acabó fundido ante el Athletic, los hombres de Setién acabaron exhaustos ante un equipo que les puso las cosas muy difíciles en el terreno físico. Los jugadores del Barça trataron de tirar de repertorio de pases pero allí siempre había un jugador del Athletic bien colocado y que además no dudaba en seguirles por todo el terreno de juego. El marcaje al que fueron sometidos futbolistas como Leo Messi fue ejemplar, marcaje de la zona, presión asfixiante, los hombres de Gaizka Garitano, duros pero no fuera de las normas hicieron pelear hasta la extenuación a los jugadores blaugrana, a algunos les desquiciaron, a otros les anularon, pero uno lo intentó e intentó hasta el último ápice de energía que quedaba en su cuerpo. Marcó el gol Ivan Rakitic, el primero de la temporada, pero lo festejó con un Leo Messi que se mostró eufórico con el tanto. Siempre celebra y felicita a los compañeros pero con Rakitic, con ese abrazo lo estaba diciendo todo, que el esfuerzo que había realizado durante 70 minutos había tenido premio.

Y es que vimos a un Leo que era capaz de darlo todo continuamente, en cada acción, en cada jugada. Lo intentó por tierra, mar y aire y esto nos tranquiliza. A Leo no le vimo dudar ni un segundo en todo el encuentro que se podía, que era posible. Y cuando a Messi se le pone algo entre ceja y ceja lo acostumbra a conseguir y lo celebra, vaya si lo celebra. Ojalá le podamos ver celebrando pronto un título y seguirle viendo con ese hambre inagotable de jugar a fútbol, de ganar y de darlo todo en cada encuentro. Un ejemplo a seguir para los jóvenes del equipo que ven como la estrella se desfonda en cada encuentro para dar lo mejor de sí. Si queda hambre, queda mucho Leo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil