de-jong

Hablemos solo de Champions

OPINIÓN

Gerard López

Si con la pandemia del coronavirus ya sufrimos un parón que se nos hizo eterno, la posterior vorágine de partidos de Liga durante mes y medio fue tan intensa que estas últimas tres semanas sin fútbol se nos han vuelto a hacer muy largas. Pero vuelve la Champions League y por fin toca hablar de fútbol, de cómo llega el Barça al fundamental partido del sábado contra el Nápoles e intentar adivinar el once titular. 

SPORT se hizo eco ayer de la intención de Quique Setién de dotar al equipo de una mayor seguridad defensiva y tratar de evitar las rápidas contras de los napolitanos. Yo también me inclino por ello. No olvidemos que estamos en una eliminatoria y tienes que administrar un resultado  positivo de la ida. No fue un buen partido el jugado por el Barça en el estadio San Paolo, podía fácilmente haber regresado con una derrota, pero marcó un gol, empató y ahora quien está obligado a ver puerta es el conjunto italiano. Las ausencias por sanción de  Sergio Busquets y Arturo Vidal nos dan pistas de la intención del míster de poblar el centro del campo y evitar que sea un encuentro de ida y vuelta. Teniendo en cuenta todas las variables, yo apostaría por un 4-4-2 con rombo en el centro del campo azulgrana.

Once de garantías

Dando por sentado que Ter Stegen defenderá la portería, la primera duda aparece en el lateral derecho. Podría jugar Sergi Roberto, pero el canterano hará seguramente falta un poco más arriba para ayudar a controlar el partido. Semedo apunta por tanto a ocupar el carril, guardando la retaguardia en ataque para evitar las contras y que Jordi Alba quede más liberado en la otra banda, con la posibilidad de ir alternando al futbolista que se incorpore desde atrás y romper las líneas rivales. La recuperación de Lenglet tras el susto de Mendizorroza permitirá jugar con la pareja de centrales más fiable, la formada por Piqué y el francés.

Pelotero y trabajador. Así será  el centro del campo del Barça, con jugadores que aúnan ambas capacidades. Tres de los cuatro titulares pueden actuar en el pivote, pero yo me decantaría por De Jong. Es una posición natural para el holandés, al que le gusta arrancar desde atrás. Tanto Sergi Roberto como Rakitic le pueden hacer la cobertura y Riqui quedaría con más libertad en la punta del rombo. 

La estrategia de controlar el ‘tempo’ del partido ante un rival que necesita arriesgar dejará a importantes bazas ofensivas en el banquillo. Leo Messi y Luis Suárez son imprescindibles arriba, y Ansu Fati quedaría como el principal hombre de refresco. Por merecimientos, seguramente debería ser titular, se encuentra en un buen estado de forma y en otras circunstancias tendría todos los números. Griezmann es otra opción de ataque a tener en cuenta. Habrá que ver cómo regresa de la lesión.

Los otros partidos

Hay ganas de fútbol y aparte del Barça-Nápoles, la Champions nos depara un fin de semana muy atractivo. El Real Madrid querrá hacer valer su buen estado de forma, pero el Manchester City dio el golpe en el Santiago Bernabéu y es el favorito. El Bayern lo tiene todo para eliminar al Chelsea tras el 0-3 de Stamford Bridge y medirse al Barça en Lisboa si los azulgranas superan el escollo del Nápoles. Y la Juventus, una de las favoritas al título, debe remontar tras el 1-0 en Lyon. Buen partido el de Turín. 

PSG, Atlético de Madrid, Atalanta y Leipzig ya esperan en los cuartos de final. El formato, novedoso por las circunstancias, es espectacular y ojalá el Barça esté llamado a levantar esta Champions League. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil