Pedrerol manda este mensaje sobre Guardiola tras su derrota en la Champions

Guardiola y Mendes, al rescate

OPINIÓN

Joan Mª Batlle

Sin un euro en caja, mil millones de deuda, unos salarios desorbitados, los ingresos mermados por una pandemia mundial y la necesidad imperiosa de renovar la plantilla para no seguir hundiéndose en la miseria deportiva que lleva tiempo amenazando, la papeleta del nuevo presidente del Barça, Joan Laporta, es de las que dan miedo. Pero para todo hay soluciones y la que ha encontrado junto a la secretaría técnica del club es aprovechar las pocas ventajas que ofrece el marcado y tirar de buenas relaciones. Así, han llegado con la carta de libertad Agüero y Eric García y llegará en breve Depay. En teoría, coste cero para futbolistas de distintos perfiles. Junto a Emerson, nueve millones y ya veremos si se queda o se va ganándose dinero, son los protagonistas del principio de la renovación. 

EL TRUEQUE

Falta mucho, muchísimo todavía por hacer. Falta un central, seguro, un centrocampista, un lateral y según cómo vayan las salidas, un delantero. Y sobre todo, faltan traspasos, muchos traspasos, para soltar lastre y aliviar las cuentas. Ahí entran las relaciones. Guardiola y Jorge Mendes, dos números uno en lo suyo. Del City ya han llegado Agüero y Eric García, se negocia con Laporte, el central solvente que se necesita, y se habla de Cancelo y Bernardo Silva. Una operación, esta última, que podría ser salvadora si va de la mano de un trueque con Sergi Roberto y Dembélé. Dos buenas incorporaciones y dos salidas necesarias. Guardiola está de acuerdo y Mendes lleva a los dos portugueses, que harán lo que el jefe les diga. Mendes es buen amigo de Laporta como debía serlo de Bartomeu al que le hizo el favor de llevarse a Semedo por cuarenta millones. Mendes puede ayudar, pero no es tonto. Aquí habría que hilar fino. Por un lado, Cancelo tiene una cotización de 55 millones y Silva, de 70. Por el otro, Sergi Roberto vale 25 millones y Dembélé, 50. Mucho me parece lo de Cancelo y poco lo de Dembélé. Si es a pelo, en teoría sería negocio para el Barça, pero en la práctica, y ya no digo si hubiera que pagar, ¡cuidado!... aunque, eso sí, las circunstancias del mercado en general y de Dembélé en particular, indudablemente juegan en contra del Barça.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil