Gran resultado del Barça... frente a un gran Madrid

OPINIÓN

UN GRAN ESPECTÁCULO. Fue un gran clásico. Un partidazo que disfrutó medio mundo por televisión. La demostración de que Barça y Madrid son los dos mejores clubs de Europa. La confirmación de que Messi y Ronaldo son dos cracks por encima de los demás que marcan por sí solos la diferencia. El empate final es mejor resultado para el Barça que para el Madrid, por la sencilla razón de que los aficionados barcelonistas hubiesen firmado tener ocho puntos de ventaja al máximo rival después de siete partidos. Hay Liga, quedan treinta y una jornadas y el Madrid ha recuperado la velocidad de crucero que le llevó al título la pasada campaña. Aquella diferencia abismal entre Barça y Madrid ya no existe, las fuerzas están más igualadas y los de Mourinho han aprendido que les es más rentable jugar al fútbol que al patadón.

EL FÚTBOL GANÓ A LA POLÍTICA. La afición catalana dio una lección de seny, con civismo, naturalidad y pasión. El Camp Nou se convirtió de entrada en una espectacular senyera, se reivindicó después la independencia con cánticos masivos en las gradas, pero al final lo que triunfó fue el fútbol y los goles. Como debe ser. También merece destacarse el comportamiento de los jugadores que, como buenos deportistas, como amigos, se abrazaron al final en el campo haciendo olvidar aquellos tristes incidentes de otros clásicos envueltos en escándalos y provocaciones. Así, mucho mejor por mucho que no le guste a Mourinho. El Madrid tuvo media hora inicial que pudo decidir el partido, pero el Barça tuvo ocasiones de ganar en el último cuarto. Messi, 2-Ronaldo, 2, el duelo por el Balón de Oro también se saldó con empate.

EL MÉRITO DEL BARÇA. Tito Vilanova fue valiente poniendo a Adriano de central y la apuesta le salió bien. El Barça recuperó el mando en la segunda parte frente a un Madrid que defensivamente fue una muralla. Tiene mérito plantar cara al Madrid con una defensa en la que no estaban los cuatro titulares de la pasada temporada: Alves, Puyol, Piqué y Abidal. La lectura positiva del Barça es que todo sigue igual, mientras que en la capital se lamentan de haber dejado escapar una gran oportunidad para repetir el triunfo de la pasada temporada. Fue un clásico de altura donde el Barça supo mantener a raya a un gran Madrid a pesar de sus bajas importantes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil