Ibrahimovic, en la sombra

El gran ejemplo de Zlatan Ibrahimovic

OPINIÓN

Bojan Krkic

@BoKrkic

Después de casi cinco años retirado de su selección, Zlatan Ibrahimovic regresó esta semana al combinado nacional sueco para disputar las eliminatorias de clasificación para el Mundial de Catar 2022. Ha pasado un lustro desde entonces (se dice pronto), pero después de verlo enfundado de nuevo en la camiseta amarilla, nada pareció distinto de donde lo dejó. Para no variar fue el jugador más determinante del equipo y, aunque no marcó, su preciosa asistencia en forma de taconazo fue mucho más comentada que el propio tanto en sí.

Y es precisamente a raíz de este revuelo mediático, suscitado por su vuelta, cuando he recordado lo grande que es Ibra como persona (sí, lo suyo es pura coraza) y lo buen jugador que sigue siendo ahora, con 39 años. Muchos creen que no triunfó en el Barcelona y no puedo estar más en desacuerdo con esa afirmación. Su trabajo y entrega fue siempre ejemplar, pero quizás no se le supo sacar todo el potencial que podía ofrecer debido a la finalidad para la que se le fichó. No es un reproche, pero creo que ese fue el verdadero problema.

Ibra tiene muchísimas cualidades, algunas propias de un atleta, pero no es un jugador de ir a la presión y eso es algo innegociable para los blaugranas. En el Barça lo intentaba y, sin quejarse, ponía toda su voluntad, pero le costaba muchísimo. De hecho llegaba muchas veces a la media parte casi fundido debido al esfuerzo. Fuera de eso, tenía nivel de sobra para ser jugador del FC Barcelona, pues llevaba el gol intrínseco y eso es muy difícil de encontrar. Con ese instinto se nace y son muy pocos los elegidos. En el fútbol puedes formar a jugadores, puedes entrenar más o menos a un defensa, a un centrocampista, pero la cualidad de marcar es innata. Se tiene o no se tiene. Por eso es una posición tan importante. La más importante, diría. Y también por eso es tan relevante que el Barça acierte en el fichaje de su próximo ariete. Bajo mi punto de vista se tiene que buscar un perfil como el de Samuel Eto’o (para mí, el mejor delantero de la historia del club).

Jugar bien con el balón, tener capacidad defensiva y la habilidad de marcar es lo que se espera de un ‘9’ en Can Barça. Mi apuesta, ya lo he dicho otras veces, es Halaand, que sigue en progresión, es cierto, pero posee ese don goleador del que hablamos. También se especula mucho sobre Lautaro, pero hay que pensar que en el Inter juega al contraataque y en el Barça lo hará empleando justo el sistema contrario: enfrentándose a equipos defensivos, que se encerrarán y ante los que deberá moverse en espacios muy cortos. Y es que no basta con ser bueno, Zlatan es el ejemplo (nadie puede dudar de que es uno de los más grandes a nivel mundial), pero encajar y, sobre todo, dar lo que el Barça quiere ya es otro cantar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil