Ganas de volver a ganaros

Ganas de volver a ganaros

Lluís Mascaró
Xavi, en una imagen en rueda de prensa
Xavi, en una imagen en rueda de prensa | Valentí Enrich

El Barça tiene hoy una oportunidad para cambiar la historia. La historia reciente de los clásicos. El equipo blaugrana lleva más de tres años sin ganar al Madrid. Demasiado tiempo. Demasiadas decepciones. Un empate y cinco derrotas consecutivas es el triste balance de los últimos seis encuentros. Ha llegado el momento de aparcar tantas frustraciones y dar un vuelco a esta pésima racha. El nuevo Barça que está construyendo Xavi está capacitado para hacerlo. Este Barça puede ganar en el Bernabéu. Y marcar un punto de inflexión definitivo en un equipo que se había acostumbrado a perder. Un equipo que llevaba mucho tiempo sumido en la tristeza y el conformismo. Hasta que Xavi revolucionó el vestuario. El nuevo técnico ha recuperado un estilo que tenía que haber sido irrenunciable. Y ha devuelto el orgullo a unos futbolistas moribundos.

La resurrección es un hecho que debería confirmarse esta noche con un triunfo en territorio hostil. La victoria es posible. Y para conseguirla hay que ser valientes. Jugar al ataque. Con la máxima intensidad. Con personalidad. Exprimiendo los recursos ofensivos. Imponiendo una idea. Apostando, descaradamente, por ese fútbol único y brillante que sabe desplegar el Barça. El rendimiento del equipo ha crecido de forma meteórica desde principios de año. En la Liga ha sumado 23 de 27 puntos posibles. Y en la Europa League ya está en cuartos de final. Un salto cualitativo impensable en el mes de noviembre, cuando Laporta tomó la decisión de destituir a Koeman y apostar por Xavi. 

El Madrid sigue siendo favorito. Con o sin Benzema. La baja del Pichichi (22 goles en la Liga y protagonista de la espectacular remontada ante el PSG en la Champions) es importante. Pero no decisiva. Sin embargo, la dinámica ganadora de los blaugranas invita al optimismo. El Barça ya estuvo muy cerca de la victoria en la Supercopa de España. Aquella ‘dulce derrota’ en la prórroga demostró que podía competir con los ‘grandes’, que volvía a ser un ‘grande’. Hoy puede confirmarlo.

Ganar en el Bernabéu no servirá para ganar la Liga. El propio Xavi lo reconoció ayer: “Veo muy complicado que podamos llevarnos el título”. Pero el partido de hoy no va de ser campeón. Va de recuperar autoestima. De reforzar un proyecto. Y de devolver la ilusión a millones de culés. Aquellos que aplaudieron la famosa pancarta de Laporta: Ganas de volver a veros. Y que ahora ya sueñan con otro slogan: Ganas de volver a ganaros...

Temas