Neymar Junior quiere ganar la Champions League con el PSG

Fortificar primero la idea, después elegir entre Neymar y Lautaro

OPINIÓN

César L. Menotti

Es lógico que en estos tiempos en que no hay deporte en vivo se empiece a especular sobre lo que puede suceder en el mercado de fichajes así como también que la dirigencia del FC Barcelona empiece a planificar las altas y bajas.

Los rumores acerca del posible regreso de Neymar o la contratación de Lautaro ocupan estos días las portadas, y entiendo que los fans se entusiasmen con sus contrataciones. Lo primero que me gustaría decir es que el Barcelona debe seguir fortaleciendo una idea de juego que se ha sostenido con Cruyff, hasta Guardiola y con los entrenadores que le prosiguieron cada una con su metodología.

Es lo primero que el club debe sostener sobre cualquier contratación. Desde ya que el club ha vivido otros momentos de incertidumbre, probablemente nada como lo que estamos viviendo hoy en día. Pero cuando el fútbol regrese a la actividad deberá seguir sosteniendo la bandera del juego que lo distingue. Un equipo que tiene una idea madre y un funcionamiento es mucho más probable que un gran jugador se adapte. En este sentido podríamos decir que Neymar corre con ventaja sobre Lautaro.

Conoce bien el club, ya jugó en el equipo y se entiende con Messi y Luis Suárez. Y tiene ya mucha experiencia. Recuerdo hace muchos años, cuando Ardiles jugaba en Francia que me decía que en aquel fútbol era muy difícil sostener la ilusión de la competencia, porque había una gran diferencia entre el PSG y el resto de los equipos. Y el torneo se hacía aburrido. Ahora mismo sucede, con lo cual es probable que el delantero brasileño ya se haya aburrido del fútbol en París y necesita ahora otro tipo de desafíos. Ney sigue siendo el jugador llamado a ser el heredero de Lionel Messi. 

Lautaro es juventud, garantía de gol, potencia, velocidad, hambre de gloria. Lo conozco bien de su paso por Racing en el que fue determinante para que el equipo fuera campeón. Pero además por todo lo que está dando en Inter. Tuve la posibilidad además de charlar y verlo entrenar en la selección argentina. Es un jugador muy profesional, que tiene muy claro hacia dónde va. En Inter y en la Serie A se juega el fútbol con menos espacios, es bien diferente que la Liga española. Pero no creo que tenga problemas para adaptarse. Ha jugado con Messi como compañeros en la selección argentina y se han entendido muy bien, al punto de que ahora mismo el delantero del Inter es el goleador de la Albiceleste en el ciclo de Lionel Scaloni al frente del equipo. 

Quiero decir con esto que cualquiera de los dos jugadores potenciarían el juego del Barcelona. Pero el único jugador que puede ganar los partidos cuando el equipo no lo merece ya lo tiene y es Lionel Messi. Para ganar muchos títulos, no lo garantiza ni Messi ni ningún fichaje. No creo nunca en soluciones mágicas, porque en la historia de contrataciones solo se han destacados lo que entraron en equipos con una idea de juego definida, con un proyecto. Messi necesitó a Piqué, a Busquets, a Alves, a Xavi, a Iniesta y a Ronaldinho para ser el joven crack que ganó los primeros títulos con el Barcelona. Y también para mejorar como futbolista.

Entonces siempre creo que lo esencial es fortificar la idea del equipo, una idea cuyas bases fortificó Pep Guardiola y que todos lo entrenadores que lo siguieron intentaron darle continuidad algunos con más aciertos y éxito que otros. La revolución en aquel Barcelona era que se podía jugar bien y ganar. En la medida en que el equipo vuelva a convencerse de que ese es el camino, no dependerá solo de un jugador para disimular sus problemas y sus urgen las sino que se potenciará a partir del juego y de sus convicciones. 

El Barcelona necesita reforzar sus líneas para el juego que su entrenador quiere llevar a cabo, pero primero debe redefinir su funcionamiento y resolver también el Barcelona sus problemas defensivos y en el mediocampo. Neymar resuelve en PSG con cuatro gambetas pero Barcelona le exige otra cosa, mucha más participación en el juego. Lautaro es un futbolista con enormes condiciones que suma gol, pero sus exigencias serán otras que en Inter. Setien tiene un muy buen equipo, pero hay que fortalecer la idea y su opinión también  será importante. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil