La final de la Copa se disputa en enero

OPINIÓN

LA LEYENDA NEGRA DE LOS SORTEOS. Los sorteos de las competiciones deportivas arrastran una leyenda negra que oculta historias donde la ficción y la realidad siguen caminos divergentes. Por mucho que se ha intentado hacer sorteos donde mande la electrónica, la modernidad, la técnica, nadie acaba de confiar en la imparcialidad de un programa informático y se vuelve siempre al sistema de la mano inocente. Pues bien, cuenta la leyenda que desde los tiempos en que Raimundo Saporta era el todopoderoso vicepresidente del Madrid, los sorteos de la Copa de Europa de la época del blanco y negro se manipulaban utilizando bolas frías y calientes. La trampa era sencilla, la persona de confianza elegida para sacar las bolas tenía que elegir una fría y una caliente. Así se evitaban emparejamientos no deseados con una apariencia legal y sin que nadie pudiera sospechar. Contamos estos precedentes porque eran muchos los que pensaban que el sorteo de Copa del Rey celebrado ayer estaría dirigido.

MEJOR A DOS PARTIDOS. Todos aquellos que comentaron que el sorteo estaría manipulado para que Barça y Madrid no se pudieran encontrar hasta la final, se equivocaron. Fue un sorteo puro y limpio, sin trampa ni bolas calientes. Este es el atractivo de la Copa, que un Segunda División pueda llegar a la final o que los dos favoritos se encuentren en cuartos. La verdad es que hubiese sido bonito una revancha de la final del año pasado en Valencia, pero a la vista del calendario de partidos podemos decir que la final de Copa este año se va a adelantar al mes de enero, a doble partido. Además, con el morbo añadido de que en cierta manera se repite el enfrentamiento de la pasada temporada en la Champions, primero en la capital y la decisión en el Camp Nou. El Barça puede estar contento, para el equipo de Guardiola mejor a dos partidos que a uno. Messi le tiene cogida la medida al Bernabéu y el Camp Nou es un bastión inexpugnable para los blancos.

EL MORBO ESTÁ ASEGURADO. Enero va a ser un mes donde la Copa va a tener un protagonismo importante para el Barça. De entrada tendrá que afrontar a Osasuna en octavos de final para medirse al Madrid en cuartos la segunda quincena siempre y cuando los dos grandes dejen previamente en la cuneta a los navarros y al Málaga. Un nuevo cara a cara entre Guardiola y Mourinho disparará la tensión y la polémica. La Copa fue el salvavidas que evitó el naufragio blanco la pasada temporada, un título menor que lo vendieron como una hazaña ya que se lo quitaron a su máximo rival. El Barça afrontará este compromiso de Copa habiendo ganado ya tres títulos esta temporada, dos Supercopas y el Mundial de Clubs. Por el contrario, el club de Florentino sufrirá la presión de jugar sin red, una nueva derrota ante el Barça sería un golpe terrible para su moral.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil