Luuk de Jong, en un duelo de Champions

¿Por qué se fichó a Luuk de Jong?

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

La mejor noticia para el Barça es poder contar con el ‘Kun’ Agüero como claro referente ofensivo. El argentino salió unos minutos ante el Madrid y demostró, lejos de su mejor forma, que su olfato goleador no está jubilado, ni mucho menos. Atesora tanta calidad que puede ser un futbolista importante para el equipo, sobre todo viendo el fracaso ofensivo de los atacantes incorporados esta temporada.

Memphis se ha ido apagando, aunque tiene pinta que regresará, y Luuk de Jong es el verdadero expediente X de un final de mercado para olvidar. Y ahí Koeman, criticado tantas veces de forma injustificada, sí que falló gravemente al apretar por un delantero absolutamente intrascendente en Sevilla y que aquí pasará con mucha más pena que gloria.

Al técnico le entró el pánico en las últimas horas de mercado tras conocer la marcha de Griezmann y se marcó un gol en propia puerta. Es evidente que lo hizo con toda la buena voluntad del mundo al conocer al futbolista y asegurar que le podía sacar el máximo rendimiento, pero este tipo de operaciones suelen acabar mal. 

Pitos

De Jong tiene las características que tiene y solo destacó en un PSV que prácticamente jugaba para él. En el Barça no ha entrado con buen pie a pesar de que Koeman ha insistido con él una y otra vez sin grandes resultados. Y el Camp Nou ya lo ha sentenciado.

Es evidente que Koeman puede conocerle mejor que nadie, pero es un ariete que sin generación de fútbol de equipo prácticamente ni la toca. Necesita mucho para marcar y este Barça no se lo ofrece. Un error que debería paliarse con Agüero, Fati y Dembélé. Con ellos tres, el Barça sí tiene margen para crecer.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil