Fichajes (y bajas) para un nuevo Barça

Fichajes (y bajas) para un nuevo Barça

Lluís Mascaró
Xavi durante la rueda de prensa
Xavi durante la rueda de prensa | Valentí Enrich

La situación económica del Barça lo condiciona todo. Laporta está buscando fórmulas que permitan superar esta terrible crisis heredada. Pero está costando. Mucho más, incluso, de lo que pensaba el presidente. Sin embargo, las ‘palancas’ financieras están a punto de activarse. Y eso permitirá dar oxígeno al club y, sobre todo, invertir en fichajes. El equipo necesita una revolución absoluta. Y nadie se esconde. El propio Xavi lo reconoció ayer: “Nos tenemos que reforzar, es una evidencia, lo ha visto todo el mundo”.

El problema, como siempre, es el dinero. Haaland se irá al Manchester City porque el Barça no puede pagar los 300 millones de euros que cuesta su incorporación. Al goleador noruego le encantó el proyectó que le presentó Xavi cuando se reunieron en Múnich... pero las condiciones de su contratación son inasumibles. La alternativa (una muy buena alternativa) es Lewandowski, aunque habrá que negociar duramente con el Bayern para que le deje salir por unos 40 millones.

Y el Barça, por supuesto, necesita mucho más que un goleador. Se está trabajando en un mínimo de siete incorporaciones. Algunas de ellas ya cerradas (como el central Christensen y el centrocampista Kessié), otras muy avanzadas (como los laterales Azpilicueta y Marcos Alonso y el extremo Raphinha) y queda por acabar de definir el ‘casting’ para sustituir a Busquets entre tres candidatos: Zubimendi, Tchouameni y Rubén Neves. 

También existe una larga lista de bajas. Xavi tiene claro qué jugadores no quiere la próxima temporada en la plantilla y de cuáles podría llegar a prescindir si llega una buena oferta. No es momento, como explicó el técnico, de dar nombres. Todavía quedan tres partidos para acabar la Liga con el subcampeonato como objetivo. Pero cuando termine la temporada, la ‘operación salida’ se pondrá en marcha.

La actividad se trasladará del césped a los despachos, donde Mateu Alemany y Jordi Cruyff tomarán el mando para ejecutar las peticiones de Xavi. Las que se puedan, como dijo ayer el entrenador. Porque la economía, insisto, marcará el ritmo. En función de las ‘palancas’ que pueda activar Laporta y en función de los ingresos que se generen con las ventas (alguna de ellas puede ser muy importante) habrá más opciones de construir un equipo campeón.

La plantilla actual no da para competir por los títulos. Ya ha quedado demostrado. A pesar de los esfuerzos de Xavi por mejorar el rendimiento del equipo. Sin refuerzos, muchos refuerzos, el Barça no conseguirá dar el salto de calidad que necesita. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil