El fichaje de Neymar, sí o sí

OPINIÓN

Sin dudas. Me cuentan que el padre de Neymar recibe cada día una llamada de Florentino Pérez y que cada día le ofrecen un millón de euros más por convencer a su hijo de que fiche por el Madrid. Tan desesperado está el presidente blanco, que está dispuesto a pagar lo que sea, incluso a regalar cuarenta millones de indemnización al Barça, con tal de colgarse una medallita y camelar a una afición que está harta de esperar infinitamente por la décima.

En el Barça, afortunadamente, tienen las ideas claras sobre el particular. Desde Rosell a Tito Vilanova. Neymar es la gran apuesta de esta directiva desde hace tiempo y si no fuera así, no hubiesen ejecutado esta operación de largo recorrido que ha de acabar llevando al crack brasileño al Camp Nou. Y el entrenador no tiene ninguna duda de que Neymar y Messi formarán una dupla mágica que ha de ser la clave que mantenga al Barça en la elite del fútbol mundial. Tanto es así, que renuncia a cualquier otro fichaje para la delantera, una decisión, por otra parte, arriesgada porque seguiremos sin plan B, y más sin Villa, pero que reafirma la confianza en el rendimiento del brasileño.

Así las cosas, Florentino puede seguir llamando a papá Neymar cuantas veces quiera o hasta que se le acabe el presupuesto para comisiones, pero el Barça también mueve los hilos para que el hijo tenga claro que cometería el error de su vida si desperdicia la oportunidad de jugar junto a Messi. Toda la maquinaria barcelonista cercana al entorno del jugador, que en este caso es potente, trabaja sin cesar en este sentido. Los cuarenta millones que caerían del cielo no son una tentación. Serían un negocio, pero el Barça es un club de fútbol y ver el mejor fútbol del mundo es lo que quieren y merecen sus socios y propietarios. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil