Ferran Torres, un delantero 'made in Xavi'

Ferran Torres, un delantero 'made in Xavi'

Pichi Alonso
Ferran Torres, el gran objetivo azulgrana
Ferran Torres, el gran objetivo azulgrana | EFE

El Barça incorpora con el fichaje del valenciano potencia, velocidad, polivalencia, capacidad de desborde, descaro ofensivo...

Aunque no es un ‘killer’ del área al uso, el refuerzo blaugrana tiene una gran capacidad para bucar el remate

Uno contra uno

Es un futbolista que se desenvuelve bien en las acciones de uno contra uno. Mucho mejor cuando encara en carrera que no en estático, donde a veces se echa de menos algunos detalles técnicos en el desborde. Cuando llega en velocidad puede exhibir su explosividad y ahí hace daño a sus marcadores.

Es el clásico delantero que se siente especialmente cómodo jugando con espacios. Un detalle importante en este perfil de jugadores: es valiente y descarada a la hora de encarar a su par, jamás rehúye el uno contra uno. Sin duda, en estos momentos, un perfil futbolístico que Xavi lleva reclamando desde el primer día que asumió el banquillo azulgrana.

Capacidad goleadora

Vaya por delante que no estamos hablando de un ‘hombre de área’. No es un 9 al uso, un killer contrastado. Nadie debe esperar y exigirle los 25 goles de promedio por temporada. El Barça no incorpora a un delantero del perfil de Cavani o Luis Suárez, por ejemplo.

Con Ferran Torres, Xavi sí tendrá el complemento perfecto del clásico goleador, ese acompañante de lujo que siempre se requiere. Un jugador con olfato goleador y que puede moverse muy bien con registros de 15 o 16 goles por temporada. Eso no quiere decir que en momentos puntuales pueda desarrollar con buena nota las funciones de falso 9 que pide el entrenador.

Facilidad rematadora

A pesar de no ser un ‘9’ clásico, siempre con el gatillo a punto, Ferran Torres ha destacado por una gran capacidad para rematar en cualquier posición. Su manejo con ambas piernas es más que notable y, en este sentido, si me gustaría destacar su golpeo con la pierna derecha.

Por eso, cuando parte desde la banda izquierda y busca la diagonal, su disparo desde la media distancia es muy peligroso. También sabe rentabilizar su envergadura, ya que sus 184 centímetros le permiten cabecear con enorme solvencia.

Otro detalle a tener en cuenta es su habilidad para leer el juego, que le permite llegar con facilidad al segundo palo en busca del remate final cuando la acción de peligro se genera por banda contraria. Una virtud importante de la que carecen, por ejemplo, Coutinho o Dembélé.

Polivalencia

Con Ferran Torres, el Barça se asegura la incorporación de un futbolista capaz de manejarse con gran rendimiento en cualquiera de las tres posiciones de la punta de ataque.

Es evidente que se siente más cómodo llegando por banda derecha (posición de 7), pero también ha demostrado con Luis Enrique en la selección que genera enorme peligro como 11. Ya hemos comentado que, en circunstancias puntuales, es un recurso alternativo de nivel ejerciendo el rol de falso ‘9’.

En estos casos, seguro que a Xavi la hará feliz disponer de tanto talento y polivalencia a la hora de recurrir a un mayor intercambio de posiciones entre jugadores. Es un factor muy a tener en cuenta para castigar a las defensas rivales causando desconcierto y descontrol en las marcas.

Potencial físico

Es un futbolista más fuerte de lo que puede aparentar en un primer análisis. En cuanto a sus virtudes destacan la potencia, la explosividad y la rapidez. Quizás se eche de menos algo de resistencia. Es una garantía en las clásicas acciones de disputa de balón, donde sabe sacar partido a su físico. En esta parcela quiero resaltar una aspecto de su juego en el que sobresale: su conducción de balón en carrera es espectacular y se convierte en un jugador muy difícil de frenar.

Madurez

Pertenece a la generación del 2000 y, pese a su juventud, atesora una experiencia más que notable. Explotó muy joven en un Valencia, donde la exigencia siempre está garantizada dentro y fuera de los terrenos de juego. Su salto a la Premier, de la mano de Pep Guardiola, también le ha enriquecido en todos los sentidos. Sabe lo que es disputar partidos de máximo nivel cada tres días.

Otra de las virtudes que Xavi ha tenido en cuenta con toda seguridad a la hora de pedir su llegada es el conocimiento del juego de posición.

El técnico ha reclamado en más de una ocasión que hay futbolistas que aún no entienden este concepto, algo que no sucederá con Ferran Torres. En el Manchester City de Pep se da por descontado este trabajo táctico que facilitará en gran medida su adaptación al Barça.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil