Leo Messi celebra su último gol contra el Celta el pasado 26 de mayo en el Camp Nou

Exigimos saber toda la verdad sobre la marcha de Messi

OPINIÓN

Lluís Mascaró

@LluisMascaro

Exigimos saber la verdad. Toda la verdad. Y nada más que la verdad. Exigimos conocer los motivos reales, con sinceridad, con franqueza, de la marcha de Messi. Laporta comparecerá esta mañana, a las 11.00, en rueda de prensa para dar su versión de la ruptura del Barça con el mejor jugador de la historia. Ayer, en un breve comunicado, el club blaugrana argumentaba que no podía firmar el nuevo contrato con Messi debido a “obstáculos económicos y estructurales”, haciendo referencia al límite salarial de LaLiga. El presidente, que hizo de la renovación de Messi una promesa electoral, deberá explicar muy muy muy bien esta decisión dramática cuando hace solo 24 horas Javier Tebas le había proporcionado un balón de oxígeno con el acuerdo con el fondo de inversión CVC.

Laporta deberá responder a las centenares de preguntas que hoy se están haciendo los culés de todo el mundo. Y, sobre todo, al mayor interrogante que existe en estos momentos: cómo puede ser que ayer se anuncie que Messi no sigue en el Barça si el día anterior se estaba preparando, con todo lujo de detalles, la firma de la renovación. La excusa del dinero, sinceramente, suena a excusa, después de tantos meses de negociación y después de que se llegara a un acuerdo total por cinco años con una rebaja salarial del 50 por ciento. Nadie entiende qué ha pasado. Hay interpretaciones incluso maquiavélicas: hay quien dice que todo es una maniobra para que Tebas acepte flexibilizar la normativa financiera. Pero también se especulaba con la terrorífica opción de que el Barça, de verdad, jamás quiso renovar a Messi y que toda la negociación fue un triste paripé. A todas estas dudas (y más) deberá responder hoy Laporta. 

También exigimos saber toda la verdad a Messi. Y a su entorno. Ayer aseguraban estar en estado de shock. Sorprendidos. Tristes. Porque Messi quería seguir en el Barça. Y había renunciado a mucho dinero para quedarse en el Camp Nou. Pero desde ciertos rincones del club se filtraron informaciones maliciosas, según las cuales había sido Messi (o, mejor dicho, su padre y representante, Jorge Messi) quien había roto el acuerdo pidiendo más dinero a última hora. Y que forzó el fin de la negogiación porque ya tiene un nuevo club, el PSG. Seguro que todo esto es mentira. Porque la decepción y el abatimiento que ayer se trasladaba desde el entorno del crack argentino era total y absoluto. Y sincero. Pero haría bien Messi (y su entorno) en aclarar públicamente cómo se ha llegado a esta situación que ahora se antoja inexplicable. El mejor jugador de la historia no puede irse del Barça, la que ha sido su casa durante 20 años, con un triste comunicado colgado en la web del club. Exigimos saber la verdad. Toda la verdad. Y nada más que la verdad. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil