Ferran Torres junto a Joan Laporta en el césped del Camp Nou

Lo que esconde el fichaje de Ferran Torres

OPINIÓN

Toni Frieros

Cuando el histórico Ajax de Amsterdam asombraba a Europa con su fútbol moderno en los albores de los setenta, el entonces presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu, se propuso fichar a cualquier precio a la gran estrella holandesa, Johan Cruyff, ganador de tres pelotas de oro. Sabía que el FC Barcelona lo había intentado en 1970, si bien el cierre de las fronteras del fútbol español lo había impedido. Bernabéu creyó que podía hacer otro ‘Di Stéfano’.Para conseguirlo, invitó a su despacho a su homólogo holandés, Jaap van Praag. Juntos pergeñaron la operación, pero se toparon con la negativa de Cruyff, dispuesto a declararse en rebeldía. El solo quería jugar en el FC Barcelona, aunque hiciera 14 años que no ganara la Liga y el club no tuviera peso alguno en Europa. Johan Cruyff cambiaría después la historia del Barça.

Casi dos lustros después, la Juventus de Turín, para competir con el imparable Milan de Arrigo Sachhi y los tres holandeses (Rijkaard, Gullit y Van Basten), le hizo una millonaria oferta al recién proclamado campeón de Europa con el PSV, Ronald Koeman. El Barça, con Cruyff de entrenador, no podía pagarle ni la mitad de lo que le daban en Italia, pero Johan le dijo una cosa a Koeman: “Si solo quieres ganar dinero, vete a la Juventus. Si quieres ganar títulos, vente al Barça”. Italia era la meca del fútbol mundial, pero Ronald prefirió fichar por un club instalado en el permanente conflicto, que acababa de vivir el Motín del Hesperia. Y Koeman, también cambió la historia del Barça.

En verano de 2003, unos ‘outsiders’ liderados por Joan Laporta llegaron contra todo pronóstico a la presidencia de un FC Barcelona que llevaba cuatro temporadas sin ganar un solo título. Un club que no estaba entre los diez que más ingresaban en Europa. A pesar de ello, Sandro Rosell logró que Ronaldinho eligiera al Barça en lugar del Manchester United, ganador de seis de las últimas ocho Premier League. El brasileño, que hubiera cobrado mucho más en Inglaterra, también eligió un proyecto que acabaría cambiando la historia del Barça.

Hoy, Ferran Torres ha imitado a Johan Cruyff, Ronald Koeman y Ronaldinho. Estaba en uno de los grandes clubs de Europa de los últimos tiempos, el Manchester City, con Pep Guardiola de entrenador, muy cerca de conquistar la Liga otra vez… y ha preferido salir de esa zona de confort para apostar por el Barça. Incluso en un periodo de crisis económica y deportiva. Lo fácil, y hasta entendible, hubiera sido hacer oídos sordos a la propuesta azulgrana. No sé si Ferran Torres contribuirá a cambiar la historia del FC Barcelona, ojalá sea así, pero, sin duda, es esta clase de futbolistas los que necesita el club para volver a levantarse: comprometidos, ilusionados y que apuestan por la historia y la grandeza de un escudo.

Por todo ello, para mí, el de Ferran Torres ha sido mucho más que en fichaje. Como contribuyeron a demostrar en su día Cruyff, Koeman, Ronaldinho, y tantos otros, el FC Barcelona, el Barça, es indestructible. No importa quién esté al frente del club o del equipo, si gana títulos o si tiene dificultades financieras. Siempre será algo más que un club.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil