Leo Messi durante la ida de la semifinal de Copa contra el Sevilla

Eliminar al PSG, factor clave para que Messi continúe

OPINIÓN

J.Mª Casanovas

Vuelve la Champions con un partidazo en el Camp Nou. Un partido difícil para el Barça y comprometido para Messi. Todos los ojos estarán puestos en Leo. Jugará con su club de toda la vida pero quién sabe si se enfrenta a su próximo equipo. El argentino sufrirá una presión añadida después de la terrible campaña de la prensa francesa. Ante una responsabilidad de tal calibre, la mejor respuesta es sacar el genio y el talento para demostrar su contrastada categoría. El martes tiene una oportunidad de oro para dar un golpe de efecto en el campo, allí donde le gusta hablar, cerrando muchas bocas que han utilizado su nombre en vano.

Messi está en una situación contractual que podría negociar con los clubs que quisiera. Acaba contrato el 30 de junio, la FIFA autoriza los últimos seis meses contactos directos con otros equipos. Si Leo se pusiera en el mercado tendría interesantes ofertas. Pero no entra en este juego, no es su estilo. Dijo que esperaría a final de temporada para tomar una decisión y cumple su palabra a pesar de que desde el PSG le han mandado infinidad de mensajes. Hay que agradecérselo. No juega con dos barajas ni se deja utilizar. Jugar el martes contra Mbappé y compañía es un caramelo envenenado para el crack argentino. Aunque ‘France Football’ le haya puesto la camiseta del club catarí y Pochettino le lance flores, Messi tiene la cabeza en el Camp Nou y pasa de historias que no consiguen desestabilizarle. Sabe mejor que nadie que tiene una cuenta pendiente con la Champions, donde en los últimos cinco años han encadenado decepciones y fracasos. Y también sabe que su actuación despertará morbo ya que hasta que no hable con el presidente que gane las próximas elecciones su futuro esta en el aire. Por mucho que se diga que Messi lo tiene hecho con el PSG, por muy mal que le sentara la filtración de su contrato a un diario madrileño, nosotros pensamos que la decisión de irse a París no está tomada y prueba de ello es que no se ha sentado a negociar con nadie. Su posible renovación barcelonista esta vez no será una cuestión de dinero, sino de ilusionarle con un proyecto deportivo y de futuro en el que se sienta identificado. Castelldefels y la familia juegan a favor, solo hay que convencerlo de que a los 34 años, la felicidad es más importante que las aventuras.

Eliminar al PSG, actual subcampeón de la Champions, puede ser un factor clave para que Messi continúe en el Barça. ¿Para qué irse a un equipo inferior? Así lo deben entender los compañeros de Leo. Si quieren que continúe, están a tiempo, que le ayuden a ganar títulos. El PSG es el partido más importante de la temporada. Una ocasión magnífica para recuperar el prestigio europeo perdido. Aparcada Copa y Liga, toca meter todos los huevos en el mismo cesto. No habrá espectadores pero hay que jugar como si fuera una final. Quién sabe si nos jugamos la continuidad de Messi. Si yo fuera Koeman, como preparación psicológica, invitaría al equipo a ver el vídeo de la remontada más grande de la historia del Barça en la Champions, la inolvidable goleada al PSG (6-1) del 2017.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil