El Barça pagó muy caro un par de errores

OPINIÓN

UNA GRAN REMONTADA. Nos quedamos con la gran remontada del Barça. Perdía por 0-1 al comienzo de la segunda parte y en veinte minutos dio la vuelta al marcador marcando tres goles. Aquí demostró el equipo coraje, capacidad de reacción y orgullo. El Madrid, sin hacer nada, se encontró con un gol de Ronaldo. Lejos de acusar el golpe, de perder los papeles, el equipo de Vilanova siguió haciendo su juego demostrando que tiene más fútbol que el rival. Fue un partido raro, en la primera parte el dominio barcelonista fue total hasta el punto de que los blancos no chutaron ni una vez a portería. Sin embargo, faltó remate, faltó definición, Messi tuvo dos ocasiones que no suele fallar y no acertó. La segunda parte fue muy loca, con cinco goles que jamás se habían visto en tan corto espacio de tiempo en un enfrentamiento entre los dos grandes. Al final el Barça se tiene que conformar con una victoria mínina por culpa de un fallo de Valdés que quiso regatear a Di María y acabó encajando un gol que puede hacer mucho daño.

UN RESULTADO ENGAÑOSO. El Barça fue muy superior al Madrid, mucho más de lo que refleja el corto resultado. Pagaron muy caros los errores. Cristiano les robó la cartera y remató de cabeza la única jugada que se le recuerda. Un gol donde la defensa no estuvo a la altura. Pero esto no fue lo más grave, lo terrible fue que el Barça tuvo el 4-1 a su alcance en un remate a boca de gol de Messi que Iker desvío a córner de milagro. Y acto seguido, en el contraataque, una cesión fácil a Valdés que no supo despejar con la contundencia que merecía provocó el 3-2 final. Todo se va a decidir en el Bernabéu, lo de ayer solo fue el aperitivo, eso sí, un aperitivo con goles y espectáculo, con dos equipos que se respetan y se temen. El Barça estuvo muy cerca de dejar la Supercopa casi sentenciada y ahora tiene que ir a Madrid con la idea clara de ganar aunque le baste el empate. Si salen solo a defender, están muertos, tienen que ir convencidos de que pueden ganar como han hecho últimamente tantas veces. El Madrid es fiero en el contraataque pero vulnerable en defensa.

HAY QUE IR AL BERnabéU A GANAR. La verdad es que fue un partidazo con un Camp Nou espectacular. La afición vibró como siempre y apoyó a su equipo con una fuerza que se contagió en el campo. El calor provocó que los jugadores acabaran agotados después de un partido de poder a poder. Son los dos grandes del fútbol español, los dos mejores equipos de Europa, aunque todavía físicamente no estén en su mejor momento hicieron un derroche de entusiasmo elogiable. Vimos a un Barça con muchas ganas, con su juego de siempre, con un Xavi fantástico y un Messi que a buen seguro será decisivo en el Bernabéu. Solo el regalo final de Valdés amargó un poco la noche, pero insistimos en que el Barça tuvo una gran capacidad de reacción, meterle tres goles al Madrid en veinte minutos es todo un aviso de cara al partido de vuelta. Todo se decidirá en los próximos noventa. El

Barça tiene que salir a jugar como si el marcador estuviera 0-0, salir a defenderse allí sería tanto como firmar el suicidio. Si salen con la confianza que han demostrado tantas veces en el Bernabéu, pueden acabar levantando la Supercopa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil