Griezmann, en una acción durante el partido

Dos jugadores claves en este nuevo escenario

OPINIÓN

Albert Masnou

@albert_masnou

El nuevo sistema de juego diseñado por Ronald Koeman busca, sobretodo, el encaje de dos piezas que hasta ahora no han funcionado: Antoine Griezmann y Coutinho.  El brasileño estuvo una temporada y media en Barcelona sin encontrar su sitio, ni lograr una buena sintonía con el juego del equipo ni con sus propios compañeros. Recibido con los brazos abiertos por jugadores como Suárez (amigo suyo) o Messi, Coutinho fue un fracaso. Pero Koeman le brinda una segunda oportunidad y un sistema de juego que encaje mejor con sus virtudes. Es ahora o nunca.

Caso no muy diferente es el de Griezmann aunque las circunstancias que envolvieron la llegada del francés no fueron como las del brasileño, el rendimiento final no varió mucho. No querido por el vestuario, no encontró encaje en una delantera monopolizada por Messi y Suárez. Marcó goles pero nunca fue clave y, por ejemplo, el partido contra el Bayern Munich no fue titular.

Ahora se le plantea también una segunda oportunidad con un sistema nuevo y con el puesto de delantero centro sin tener competencia. Griezmann no es un killer del área como lo era Suárez, pero tiene una inteligencia en el juego que le permite aprovechar las ocasiones que le vayan llegando, como la de ayer en el minuto 2 del partido.

Si la posición de Coutinho es la ideal para su juego, la de Griezmann no es así pero una cosa está muy clara: Ellos marcaran el futuro del Barça de Koeman. Si dan un paso adelante, el equipo tiene opciones de hacer algo grande. Si no, el destino está escrito. Solo quedará dejarles en el banquillo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil