¡Vaya lo sentimos!

La página que buscas no existe o ha sido borrada del servidor.

Puedes buscarla en nuestro Buscador

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil

A Bartomeu se le acumulan los problemas

Dos críticas fáciles, demasiado fáciles

OPINIÓN

Albert Masnou

Hay críticas que parecen solo achacables al Barcelona. Y las dos llegan a raíz de la venta de Arthur Melo a la Juventus de Turín. Primera crítica: ¿Cómo puedes vender a un jugador y que siga jugando contigo hasta final de temporada? Hay quien no entiende que haya ido a Turín, haya pasado la revisión médica, se haya anunciado el traspaso y siga jugando con el Barcelona durante los partidos de Liga que quedan y los de Champions que están por venir. Solo hay que echar la vista atrás para darse cuenta de que es lo mismo que pasó con De Jong cuando dejó el Ajax, o con Neymar cuando dejó el Santos o, sin ir más lejos, con el propio Arthur cuando fue fichado por el Barça y siguió jugando con el Gremio.

SEGUNDA CRÍTICA

Hay una nueva crítica que ha aparecido en las últimas horas. La venta de Arthur es una venta para cuadrar cuentas, para equilibrar balances, se ha escuchado. Seguramente sea así, quizás habrá quien defienda también razones deportivas, pero ¿no hace lo mismo la Juventus al vender a Pjanic?, ¿No está cuadrando balances?, ¿Y el Real Madrid? ¿No está a punto de desprenderse de la joya de la cantera, a un jugador que se ha salido en la Bundesliga y que está llamado a ser el mejor lateral derecho de Europa como Achraf a cambio de 40 millones de euros para cuadrar balances? ¿No es lo mismo que el Barcelona con Arthur? Solo habría que mirar a tu alrededor para darte cuenta de que el Barcelona no está haciendo nada que los otros grandes clubs (Juventus y Real Madrid) también hacen.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil