El doble golpe que significa fichar a Haaland

El doble golpe que significa fichar a Haaland

L. Miguelsanz

Subdirector de SPORT

Haaland, objetivo del Barça
Haaland, objetivo del Barça | sport

El fútbol cambiará mucho en la próxima década. De hecho ya lo está haciendo con la irrupción de muy buenos jugadores jóvenes que están llamados a ser los protagonistas del futuro. En estos últimos años, Messi y Cristiano han ido marcando la pauta, sobre todo el argentino, pero el inicio de una nueva era está al borde de la esquina y los clubs tienen claro que deben cubrirse las espaldas con jugadores que puedan marcar la diferencia ahora y dentro de cinco años. Será imposible emular a Messi porque es irrepetible, pero el Barça sí necesita encontrar algún jugador franquicia que le guíe cuando el argentino ya no esté.

Lo intentó fabricar con Neymar, pero el brasileño se fue por dinero al PSG y, hoy por hoy, solo hay dos futbolistas que, por juventud y calidad, puedan mínimamente ejercer el diferencial necesario. Uno de ellos es Mbappé y parece que no saldrá del PSG y, el otro, es Haaland. Laporta y su nueva Junta son conscientes de ello y ya se movieron con su entorno antes de entrar al club. La llegada de su manager Mino Raiola y su padre a Barcelona este jueves lo demuestra. Porque el Barça necesita un golpe de efecto que mejore el equipo y tape los intentos realizados con Coutinho, Dembélé o Griezmann. Haaland es un delantero que la está rompiendo ya al máximo nivel.

Puede haber dudas de si podría acoplarse o no al Barça, pero queda claro que se trataría de un fichaje estratégico e ilusionante tras una temporada con demasiados sinsabores dentro del club. Y no solo eso. Laporta sabe perfectamente que conseguir su incorporación significaría ganar su primera batalla fuera del terreno de juego al Real Madrid, máximo rival que ya ve con cierta preocupación la irrupción del club blaugrana en la negociación con un futbolista que parecía tener bien controlado. Quien tenga a Haaland o a Mbappé tendrá mucho ganado, pero en el caso del noruego, su fichaje significa un doble golpe porque dejaría al máximo rival sin opciones de un fichaje galáctico. Nadie sabe lo que sucederá, pero el Barça tiene opciones y eso ya es muchísimo más de lo que se podía soñar hace solo unos meses.

Temas