España en la Davis

Las controversias de la Copa Davis

OPINIÓN

Alex Corretja

@AlexCorretja74

Han pasado veinte años desde que conseguimos ganar la primera Ensaladera de nuestro tenis y os quiero hacer un repaso de cómo vivimos los protagonistas todas las situaciones desde dentro del vestuario. 10 de diciembre del año 2000, aproximadamente a las cinco de la tarde, el tenista español Juan Carlos Ferrero conecta un ‘passing’ ganador de revés paralelo ante la subida a la red del australiano Lleyton Hewitt. Las quince mil personas que abarrotan las gradas del Palau Sant Jordi de Barcelona, se vuelven locas de alegría. España ha ganado por primera vez en su historia la Copa Davis. Pero todo empezó un año antes.

Corría final del 99 cuando el presidente de la Real Federación Española de Tenis, Agustí Pujol, tomó una de las decisiones más valientes y comprometidas de nuestro deporte. Sustituir al mito y leyenda de la raqueta, Manolo Santana, por una serie de entrenadores de los jugadores con mejor ranking en aquel momento. El denominado G4, compuesto por Javier DuarteJosep PerlasJordi Vilaró y Juan Avendaño. Unos auténticos desconocidos a nivel mediático, pero excelentes ‘coaches’ dentro del circuito profesional. Se generó una situación bastante controvertida, que solo el tiempo daría o quitaría razones. Empezábamos pues, nuestra andadura en febrero del año 2000 en el torneo más importante por equipos del mundo del tenis, (la Copa Davis) en el punto de mira de muchos seguidores y una gran parte de la prensa nacional. 

Pero fue jugar en Murcia frente a Italia y sentir que todo había cambiado, el público conectó con los jugadores desde el primer día y el equipo salió muy reforzado de esa eliminatoria, vencimos por 4-1 y desaparecieron todos los fantasmas. El sueño de conquistar la Ensaladera, empezaba a coger forma. 

Tuvimos que esperar un par de meses para volver a jugar juntos, fue en Málaga frente al potente equipo ruso compuesto por Yevgeni Kafelnikov y Marat Safin. Les respetábamos mucho, pero sabíamos que jugando en casa y en tierra batida, teníamos una gran oportunidad de pasar hacia adelante y superar los cuartos de final. A pesar de la lluvia que cayó durante gran parte de la semana, la afición andaluza calentó el ambiente con su maestría habitual y nos ayudó a vencer por otro contundente 4-1. 

De repente nos habíamos convertido en serios candidatos al título. Recuerdo llegar al torneo de Montecarlo unos días más tarde y que la inmensa mayoría de jugadores del circuito nos felicitara por la rotundidad de la victoria, eso nos motivó y nos hizo creer mucho en nuestras posibilidades de cara al trofeo. Nos plantamos en Julio y llegó la eliminatoria más espectacular que jamás he disputado. Se jugó en Santander, al lado de la playa del Sardinero, el rival, EEUU, capitaneado por el mítico John McEnroe. Difícil encontrar más alegría y festividad en una pista de tenis como la que tuvimos en la capital cantábrica, les endosamos una “manita” al equipo yankee por primera vez en la historia (5-0). Ver para creer. Todavía hoy, cuando veo imágenes de ese recinto, se me pone la piel de gallina. 

Ocho meses más tarde de la complicada decisión tomada por parte de la RFET, nos encontrábamos en la final de la Copa Davis que se disputaría en el mes de diciembre. Jugadores y cuerpo técnico no teníamos ninguna duda de que la final debía jugarse en Barcelona, la cuna del tenis español hasta la fecha… ¡CONTINUARÁ!

EL OPEN DE AUSTRALIA RETRASA SU FECHA

Que se haya podido jugar parte de los circuitos ATP y WTA en este complicado 2020 ya ha sido un milagro. La situación sigue actual siendo compleja en todo el mundo. Australia es un país con casi cero casos diarios de COVID-19 y no quieren poner en peligro a su población. Y lo entiendo. Por eso, la federación australiana está tomando medidas como el aplazamiento. De momento, parece que empezará el 8 de febrero y ojalá sea así. Los jugadores están concienciados de que deberán pasar la cuarentena y lo van a tener que aceptar porque, para ellos, es fundamental que se lleve a cabo.

MARC GASOL Y EL SUEÑO DE LOS ÁNGELES    

Empezó siendo el hermano pequeño de Pau y se ha acabado convirtiendo en toda una estrella del baloncesto mundial. Ya ganó en los Raptors y ahora tendrá la oportunidad de seguir creciendo en el ‘hogar’ que ha visto crecer a tantas estrellas, entre ellas, su hermano. Además compartirá vestuario con algunos de los mejores jugadores de la NBA como LeBron Antonhy Davis y tendrá opción de ganar el anillo otra vez. No me gustaría ser uno de los defensas rivales esta temporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil