Neymar lamentando la derrota en casa que aleja al PSG del liderato

¿Hacia dónde se dirige Neymar?

OPINIÓN

Albert Masnou

Ludovic Giuly tiene más razón que un santo en su comparativa entre Ronaldinho y Neymar. “Lo tienen todo para llegar a lo más alto, pero no lo dan todo para alcanzar la cima. Son de la misma naturaleza”, dijo el francés. Y es así. Ronaldinho dominó el panorama europeo durante dos años para luego desaparecer en las tentaciones que se le presentaban fuera de un terreno de juego. Pudo reinar y se quedó en uno más. Neymar da pasos continuos en esta idea. Su error fue salir de Barcelona porque en la Liga francesa ha encontrado un estilo de vida ideal... sin estar focalizado en el fútbol. Las lesiones son continuas por su mala higiene de vida. Y en este caso, a diferencia de Ronaldinho, no es por las fiestas, que también, sino porque no duerme cuando debe, no come lo que debe... en definitiva, no se comporta como un profesional top.

Un detalle revelador sobre su infelicidad en Francia: lleva tres cartulinas rojas en sus últimos 14 partidos en la Liga gala. Neymar equivocó su camino y ahora se encuentra en un momento importante de su carrera porque tiene capacidad para ser el mejor jugador de Europa y, hoy por hoy, no está entre los 20 mejores. Es un momento importante porque debe decidir qué hace con su vida. Si renueva por el PSG (le ofrecen cinco años más y el mismo sueldo que ahora) o, por contra, intenta forzar un cambio de aires aprovechando que el próximo será su último año de contrato. De su decisión entenderemos sus ambiciones. Puede vivir a cuerpo de rey en París, ganando títulos pero sin gloria europea, o busca un reto mayúsculo. El problema es que su cabeza debe estar preparada para cambiar muchos de los hábitos que tiene actualmente. Y debe tener en cuenta que ha dejado de ser un niño. Ya tiene una edad para cuidarse.

La clave: el brasileño ha llegado a la encrucijada de su carrera deportiva.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil