Sport.es Menú
El fútbol del futuro

Detalles para el futuro

OPINIÓN

Xavi Torres

@xavitorresll

Con permiso... Aprovechando que quizás la notícia del Barça campeón de Liga no llegue hasta mañana por la noche o, quizás, hasta el fin de semana que viene, y que todavía es pronto para empezar a hablar del Liverpool, nos encantaría explicarles algo que, aunque no lo parezca, es muy importante. Y acaba de suceder.

Saben ustedes que la Semana Santa interrumpe las competiciones del fútbol base. Las federaciones conceden un fin de semana de descanso a las familias con futbolistas en casa. Sin embargo, aprovechando la circunstancia, han aparecido multitud de torneos que permiten una experiencia vital para todos sus participantes. Los hay de todo tipo, de altísima competitividad con los mejores clubes del mundo, o de barrio, con diferente espíritu pero con la misma capacidad de seducción.

El Barça, por supuesto, también toma parte en ellos. Como cada uno de sus equipos recibe multitud de invitaciones, los responsables suelen elegir uno u otro torneo en función de los rivales ya que, además de la convivencia, buscan la competición. Y, si se puede, la victoria. Como el Barça pasea su escudo y sus colores, según cuentan, su historia le obliga a ganar siempre... aunque sus futbolistas solo tengan diez años. Una locura.

Bajo esta premisa, los niños van a por todas porque son competitivos y porque, frecuentemente, los entrenadores -y, sobre todo, los familiares- no respetan las fronteras del sentido común. Como el marcador de goles supera el de los valores, suele aparecer la mala educación y, también, la frustración. Podríamos debatir sobre conveniencias y necesidades pero la realidad presenta torneos de fútbol (deporte de equipo) con un gran trofeo para el campeón. Pero, ¿por qué además se corona al mejor jugador? ¿Y al máximo goleador? ¿Y al portero menos goleado? Sin duda, réplicas de grandes torneos de profesionales. Y, a la vez, un vivero de egos prematuros y artificiales.

A lo que íbamos. El Barcelona ha decidido que en los torneos donde participen sus jugadores menores de 13 años -fútbol-7- no va a aceptar ningún trofeo individual. Solo, si lo ganan, el del equipo. Felicidades, Barça. Felicidades, Xavi Vilajoana, el directivo de la cantera que ha impulsado la medida. Y felicidades a los que están detrás de él, empujando en la misma dirección. El Valencia hace tiempo que lo decidió y se espera que pronto lo hagan todos los demás. Y, si puede ser, que la práctica se extienda también al fútbol-11. Jugar y educar. Y jugar con los pies en el suelo. Y aparcar los estrellatos. Y retrasar la influencia de los representantes. En definitiva, marcar el presente para escribir un futuro mejor.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil