Sport.es Menú
Messi marcó dos goles ante el Eibar en solo dos minutos

Del ridículo del Barça al ridículo (aún mayor) del Madrid

OPINIÓN

Lluís Mascaró

@LluisMascaro

El ridículo del Barça en las semifinales de la Champions lo ha eclipsado todo. Incluso otro ridículo mucho más grande del Madrid: acabar la Liga a 19 puntos de los blaugranas. El equipo de Valverde, campeón desde hace varias semanas, ha cerrado la temporada con un empate en Eibar (con dos goles de Messi), pocas horas después de que el Madrid sufriera su decimosegunda derrota en el campeonato y culminara la peor campaña de su historia.

Zidane no ha podido evitar el naufragio y ha presentado unas estadísticas incluso peores que sus dos predecesores, Lopetegui y Solari. Y es que el fracaso del Madrid es tan grande, tan gigantesco, que ni siquiera el técnico-milagro francés ha podido maquillar semejante vergüenza.

La descomposición del Madrid hubiera alcanzado una magnitud mayor si no llega a ser por el fracaso del Barça ante el Liverpool. Ese doloroso e inexplicable 4-0 en Anfield ha servido para que el madridismo y su caverna mediática se refugien, sin disimulo, en los males blaugranas. El dolor de los culés por el estrepitoso KO en la Champions ha sido aprovechado perfectamente por la prensa afín a Florentino Pérez para desviar, sin ningún tipo de sutilezas, la atención.

En lugar de poner el foco en la grotesca Liga del Madrid lo han puesto en el triste papel de los blaugranas en la Copa de Europa. Una táctica que les ha funcionado muy bien para disimular sus males pero que no les servirá para salir del pozo.

El Barça, que puede acabar la temporada con un nuevo doblete de Liga y Copa (el segundo consecutivo y el noveno de su historia) está, digan lo que digan, escriban lo que escriban, mucho mejor que un Madrid que se ha quedado en blanco. Que los árboles no nos impidan ver el bosque.   

 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil