El déficit del Mallorca está en los desplazamientos

El déficit del Mallorca está en los desplazamientos

Pichi Alonso
Take Kubo, ante el Alavés
Take Kubo, ante el Alavés | EFE

Irregular Mallorca después de una primera parte de campeonato más que aceptable en su vuelta a la máxima categoría. Cayó en picado y tuvo que realizarse el cambio de técnico tan habitual en los equipos que luchan por salvar la categoría.

Su balance negativo proviene de sus desplazamientos, donde solamente ha conseguido 8 de los 48 puntos que ha disputado -que lo colocan como segundo peor equipo en sus desplazamientos tras el Alavés-, aunque tiene una victoria de mucho mérito conseguida en el Wanda Metropolitano. Visitar el Camp Nou o el Bernabéu siempre es ilusionante, pero estoy convencido de que la mirada del nuevo técnico, Javier Aguirre, estará puesta en el partido siguiente en el que reciben en Son Moix al Granada, rival directo que en estos momentos está en zona de descenso.

Eso no significa que dé por perdido el partido ante el Barça, más viendo el comportamiento de los de Xavi como locales en sus últimos encuentros, pero la salvación del Mallorca pasa mucho más por ganar como local sus dos partidos frente al Granada y el Rayo Vallecano. Incluso la baja por tarjetas de Muriqi en el Camp Nou dio a entender que se sacrificaba pensando en el Granada de la jornada siguiente.

Dudas en el once titular e incluso también en el dibujo a utilizar por el técnico mexicano. Apostó por una defensa de cinco desde su llegada, pero cambió la pasada jornada ante el Alavés y consiguió la victoria, aunque pensando en defender mucho más y sobre todo los pasillos interiores contra el Barça, es posible que vuelva a jugar con los tres centrales.

El mirar de reojo a la jornada siguiente también podría suponer el dar descanso a algún jugador importante, particularmente a Baba, futbolista clave, que está apercibido de sanción. Si la apuesta es por los tres centrales, Valjent y Raíllo deberían ser fijos, con Russo y Oliván como tercer central. Si va con todo, Baba será titular seguro, con Dani Rodríguez -uno de sus mejores futbolistas- en una mediapunta, Antonio Sánchez o Bataglia si quiere más físico. Arriba es donde se complica todo con la baja de Muriqi, con el que están encantados en la isla.

Abdón, poco habitual en el once de inicio, aprovechó su oportunidad la pasada jornada con gol y buena actuación y debe ser de nuevo de la partida. Lo que ha ido cambiando Aguirre en ataque es al acompañante del kosovar. Primero fue Fer Niño, luego Amath y posteriormente apostó por un mediapunta, Kang -In o Kubo, a los que por cierto tampoco les está dando mucho protagonismo e incluso les ha lanzado alguna puya dejando caer que en el fútbol, además de atacar, también se debe defender cuando no se tiene el balón.

Su principal problema es la dificultad que tiene cara al gol, pues con 29 goles solo marca menos goles el Alavés. Lo normal es que el plan de Aguirre sea estar muy fuertes al principio y no conceder nada, para que el paso de los minutos ponga en más tensión a los azulgranas por venir de dónde vienen, y si tras el repliegue pueden robar y correr poniendo en apuros a la defensa del Barça, pues, mejor que mejor.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil