Sport.es Menú

Culpables en el campo y en los despachos

OPINIÓN

Sin perdón. Los partidos, las Ligas, los títulos se pueden ganar o perder, pero lo que no se puede hacer es tirarlos de mala manera. Y eso es lo que hizo ayer el Barça en Valladolid: tirar la Liga, paseándose por el terreno de juego con una actitud deplorable que ha indignado a la afición. Son ya muchos los partidos en los que el equipo viene mostrando síntomas de agotamiento. De hecho, en los últimos nueve ha perdido 13 de los 27 puntos disputados... una vergüenza. Como es una vergüenza, sin querer quitar ningún mérito al Valladolid, perder en el campo de un equipo que solo había ganado cuatro de veintiséis partidos. Tanta vergüenza como no tener más de dos o tres oportunidades claras de gol en la hora y cuarto larga que los jugadores tuvieron para remontar el marcador. No, perder así no tiene perdón.
Los culpables de que esta Liga se vaya a perder tienen nombres y apellidos. Ayer, desde luego, los jugadores, pues el Tata puso al equipo indiscutible, todos los cracks en el campo, para que no sucediera lo de Anoeta. Y sin embargo, fue peor. Pero los culpables no están solo en el campo. También en el banquillo, donde hay un entrenador nuevo que no ha sabido detectar los problemas. No le responsabilizo de su inacción nada más llegar, pero sí por la que ha mostrado en el mercado de invierno. Hacían falta refuerzos y se ha escondido. Por lo mismo, hay que apuntar a los despachos. En el de Zubizarreta nunca pasa nada. Da la impresión de que se repite la historia de aquel que decía mirar los resultados por el teletexto. No darse cuenta de que el ciclo se agota es de irresponsables y eso alcanza al anterior presidente, auténtico director deportivo, y alcanzará al actual si no pone firmes al personal. Al final, el referéndum se lo harán a él. Y lo perderá.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil