Sport.es Menú
La defensa del Athletic no dejó respirar a Leo Messi durante noventa minutos

Cuidado Barça, vienen curvas

OPINIÓN

Gerard López

Un tercer empate consecutivo y bastantes motivos para empezar a saltar las alarmas en el FC Barcelona. Así está el equipo en el momento decisivo de la temporada por lo que hay que tomar cartas en el asunto para que estas curvas que le vienen no acaben convirtiéndose en una agonía.

El calendario que le llega es difícil y si bien es cierto que en la Liga hay una ventaja superior con el segundo clasificado a la anterior jornada (antes eran +5 y ahora +6), en la Copa se va al Santiago Bernabéu con una desventaja y en la Champions League se parte de cero. El Barça está en pleno tourmalet y no hay margen para el error.

Fuera de casa, ha sacado numerosos partidos adelante gracias al talento individual de algunos jugadores y no por un gran juego colectivo como equipo. En San Mamés pudo irse al descanso con un 2-0 y Ter Stegen sacó al equipo de un apuro para acabar llevándose un punto. Ganar es complejo si solo eres capaz de tirar dos veces entre los tres palos.

Ahí está el déficit de este equipo que se encuentra a las puertas del momento decisivo con demasiadas dudas porque la ausencia de Dembélé ha restado potencial ofensivo, capacidad de improvisación y uno contra uno, la de Arthur conlleva la pérdida de control en el centro del campo y mayor equilibrio ataque-defensa, Coutinho sigue sin ser decisivo y la ausencia de Alba te condiciona en las dos áreas. A todo ello, hay que añadir estas molestias de Messi que han acabado condicionando a todo el grupo y las incorporaciones que han llegado en invierno de poco parece que servirán para tapar estos hándicaps. El Barça debe reencontrarse pronto porque hay demasiado en juego.

Nombres propios. Recuperar a Dembélé es una buena noticia y lo ideal sería volver a tener cuanto antes a ese jugador decisivo que era hace dos semanas. Su talento ayuda, y mucho, al equipo en ataque y es un jugador que puede permitir dar este paso que necesita el equipo. Su vuelta es una excelente noticia. Y Messi lo agradecerá porque tendrá más espacios puesto que las defensas rivales no solo tienen que controlar a uno sino a dos.

Permítanme decir que no me gustó el viaje de Arthur a París a la fiesta de cumpleaños de Neymar porque tres días después se lesionó. No sé si tiene relación pero a estas alturas de curso hay que vivir al   100 por cien por el fútbol. Hay demasiado en juego para viajecitos de un recién llegado. La ausencia será una pena muy alta para el Barça porque es un jugador que da mucho al equipo.

Sin Artur, Valverde apuesta por Vidal pero creo que el chileno debe ser un recurso de segundas partes cuando el partido está roto. Aleñá es una opción más válida para el centro del campo porque ayuda más en la organización y en el control.

Detrás de Artur, va Aleñá. Vidal aporta mucho recorrido, físico e intensidad pero el Barça pierde identidad y, sobre todo, la pelota. Sin ella, se sufre en defensa porque la mejor virtud del Barça no es la de defender en su área y se pierde conexión con Messi porque pasa a tocar menos balones.

Coutinho lleva muchas semanas sin dar un plus en ataque que lo fue en el pasado curso (ahora lleva 8goles y 5 asistencias en 33 partidos) y el equipo ya tiene la certeza lo difícil que es vivir sin Alba porque el lateral es insustituible. Es un seguro atrás y le da profundidad al equipo en ataque, una salida para Messi. Jugadores como Arthur o Alba hacen que el Barça parezca más a un equipo. Cuando no están, el equipo debe saber encontrar soluciones para mitigar estas ausencias.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil