Sergio Ramos prepara el clásico FC Barcelona-Real Madrid como si fuera una batalla

Cuando el Madrid debe rezar por Ramos...

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

Fue sorprendente el rendimiento del Madrid en el fin del pasado curso. No tuvo opciones en Europa, pero en LaLiga firmó un final inmaculado -con ayudita incluida del VAR- para llevarse LaLiga superando al Barça en el sprint final. Zidane consiguió lo que parecía imposible y compactó un grupo que da para lo que da. Por ello, construyó desde atrás formando una defensa de cemento a la espera de que la calidad individual solventase el asunto arriba. Jugar a no encajar y encomendarse a las rachas irregulares de Benzema para lograr el impulso final. La pócima es tan endeble que, cuando a los blancos les falla alguna pieza, el castillo de naipes se cae de forma estrepitosa. Y, sin el carácter de Ramos, este equipo se convierte en vulgar.

FIN DE CICLO

El Madrid tiene un centro del campo desgastado y una delantera con un solo ‘9’ desde hace ya muchos años. Porque a Zidane le han ido trayendo parches como Mariano o Jovic, que no están para jugar la Liga de los grandes. El francés sabe que el equipo se le cae a trozos desde el medio hacia atrás y lleva toda la semana rezando para que Sergio Ramos llegue en condiciones al Camp Nou. Muy mal tienen que estar para que un equipo como el Madrid se encomiende a un central como solución a todos sus problemas.
 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil