La crisis y las secciones del Barça

La crisis y las secciones del Barça

Joan Vehils

Más que un club. El Barça se proclamó ayer brillante campeón de la Liga ASOBAL de balonmano. La afición vibró como nunca, pero el Palau Blaugrana no estaba lleno... como casi siempre. Hace pocos días, a un partido de semifinales de la Liga ACB de baloncesto ante el Valencia solo acudieron 3.500 espectadores. Qué decir de la asistencia de público al hockey. En el partido entre el Barça y el Calafell, en el que los culés se jugaban la Liga, solo asistieron 1.000 personas. Al fútbol sala, que este año está realizando una campaña impresionante, la media no llega a los 2.000 espectadores.

A todo esto, sabemos que el año pasado el conjunto de las secciones generó un déficit de 43,5 millones de euros. Esta temporada la cifra será parecida. En los tiempos que corren parece insostenible mantener este ritmo. Sería una pena que desaparecieran o que no pudieran luchar por estar entre los primeros. Las secciones forman parte del 'ADN Barça' y este año nos han proporcionado grandes alegrías y muchos títulos. Por tanto, no se entendería el club sin ellas. Sin embargo, habrá que tomar alguna determinación. Hace un año parecía que se acababa el mundo cuando se anunció que desaparecía alguna sección 'amateur¿ y que se rebajarían los presupuestos... Aquí hay algo que no cuadra. El socio quiere las mejores secciones y luego no asiste al Palau. Todo no es posible.