Sport

Sport.es Menú
Messi dio una gran asistencia

Con Luis Suárez y Messi ya basta

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

Suma y sigue. El Barça demostró que también sabe ganar jugando un partido discreto y sintiéndose incómodo ante un Eibar intenso, bien posicionado y encerrando a los blaugrana durante buena parte del encuentro. A lo largo de la temporada suelen salir partidos como el de Ipurua en los que parece que al equipo casi ni le apatece jugar. Pero dónde no llega el juego coral aparece, como siempre, el talento individual. Y el Barça se llevó tres puntos de oro gracias a la inspiración de Messi y Luis Suárez. Hicieron lo justo, pero les bastó para marcar, enviar un balón al palo y crear un par de ocasiones que pudieron sentenciar. El líder ganó con lo mínimo, que ya es mucho.

Sorprendió Valverde con la alineación. Y no por nutrir de músculo el centro del campo sino por dejar en el banquillo a Coutinho y Dembélé, los fichajes de los casi 300 millones de euros. Que el francés no jugara es algo habitual porque sale de una lesión y el campo no era propicio, pero el brasileño -que no puede jugar la Champions- se quedó sin sus minutos en la Liga y solo apareció en la segunda parte. Valverde ya les pidió que dieran un paso adelante porque el equipo les necesita a partir de ahora. Y, tal vez, sus suplencias sean un toque de atención. Porque ellos sí son futbolistas de rendimiento inmediato.

Sufrió el Barça porque el Eibar supo jugarle. Fueron a por los de Valverde con una presión alta que incomodó muchísimo a los blaugrana, ayer vestidos de verde. Y en muchas fases del encuentro los colores parecían cambiados porque la posesión fue total para los blaugrana del Eibar. No se le recuerda al Barça un partido con tantos pases fallados, ni a Ter Stegen jugar tanto en largo rifando balones que se perdían en la guerra del juego aéreo. Y en medio de tanta oscuridad, bastó con la aparición de la dupla Suárez-Messi para devolver al líder a la senda de las victorias. 

Da la sensación de que al Barça se le está comenzando a hacer larga la temporada tras un enero de desgaste terrible por la Copa del Rey. El Eibar también ayudó cuando pintaban bastos y Orellana se autoexpulsó. Pero tocó sufrir hasta el 0-2 de Jordi Alba. Demasiado para un equipo acostumbrado a arrasar en este inicio de temporada. Ipurua, sin duda, no dejó buenas sensaciones. Lo mejor fue el triunfo. Y Suárez y Messi. Son un seguro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil