Dembélé jugó una buena segunda parte ante el Girona

El club no tiene dudas con Dembélé

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

Dembélé no llegó como un capricho, ni por ser la única operación que se podía cerrar -a precio millonario- en los últimos días de un mercado enloquecido por la venta de Neymar. El francés siempre estuvo encima de la mesa del Barça desde la salida del brasileño recomendado por unos técnicos a los que no le tembló la mano cuando su llegada se subió por encima de los cien millones de euros. Le querían sí o sí, convencidos que fue un error no haberlo convencido antes para que vistiera de blaugrana. Su progresión ha sido tan bestial en las últimas temporadas que todo hace presagiar que acabará convirtiéndose un grande. Pero no será nada sencillo.

Y es que Dembélé aterrizó con la vitola de ser el fichaje más caro de la historia del Barça, hasta que llegó Coutinho. La presión para este chico de 20 años ha sido proporcional a lo que se invirtió y eso le ha acabado afectando en el aspecto físico. Pero tanto Valverde como el área técnica del club no tienen dudas. Quizás Dembélé perderá un año en su aclimatación pero existe el convencimiento que el club tiene un diamante en bruto y que que dará muchísimo más de lo que ha demostrado hasta ahora. Jugar junto a Messi, Coutinho, Iniesta o Suárez solo le puede mejorar. Y partidos como el de hoy ante Las Palmas son clave para que siga creciendo con la ayuda del vestuario. El Barça, con lo que ha pagado, tendrá toda la paciencia del mundo... aunque fichen a Griezmann el próximo curso. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil