Mucho más que un club de fútbol

Mucho más que un club de fútbol

Bojan Krkic
El Barça de fútbol sala celebra el título de liga
El Barça de fútbol sala celebra el título de liga | EFE

El lema ‘Més que un club’, acuñado por Narcís de Carreras, presidente del Barça entre 1968 y 1969, ha ido evolucionando y enriqueciéndose con el paso de los años y hasta el día de hoy, que sigue plenamente vigente. Hay mensajes que perduran en el tiempo gracias a su capacidad de adaptación. Es cierto, el Barça es más que un club en muchos aspectos y el otro día, viendo la final de la Liga de fútbol sala, entendí que también lo es gracias a su apuesta decidida por las secciones, a su voluntad de ser un club polideportivo. 

Es evidente que el motor del club es, sobre todo, el fútbol y que su primer equipo masculino sobresale por encima del resto de categorías y deportes. Tanto como que, a día de hoy, sería imposible entender la grandeza de la entidad sin reconocer el trabajo que se hace en las secciones. Porque no se trata solo de mantener la estructura para competir, sino de la apuesta decidida que, desde hace años, se está haciendo por potenciar el baloncesto, el balonmano, el hockey patines y el fútbol sala, que dio el pasado miércoles su quinta Liga ante el Levante y en un Palau Blaugrana al que acudieron 2.000 aficionados. Las cosas se están haciendo bien y la prueba es que las cuatro secciones han ganado sus respectivas ligas, pero es que el baloncesto alcanzó las cuatro finales de sus títulos en juego, como el fútbol sala. La apuesta es tan decidida que el balonmano logró su décima Copa de Europa, aumentando hasta 43 las que tiene el club contando todos sus equipos profesionales. No existe en el mundo nada parecido, no a este nivel. Y haría bien el club dando el valor que merece un capital tan extraordinario.  

Cuando analizamos con la frialdad de los números la viabilidad económica de las secciones, el resultado no es siempre satisfactorio, pero sería muy injusto obviar todo lo que aportan en muchos otros aspectos que las convierten en una parte imprescindible del club. Pese a las dificultades por las que atraviesa la entidad, hay que ir con mucho cuidado a la hora de pensar en hacer recortes porque se corre el riesgo de perder el retorno que ofrecen las secciones social y mediáticamente no solo a nivel local, sino también internacional. El fútbol no lo es todo y la potencia del Barça también se genera en el Palau. Imágenes como la de Griezmann disfrutando del baloncesto o el triplete del femenino son impagables, no pueden medirse con la calculadora. El Barça no puede permitirse bajar la guardia porque el ‘més que un club’ perdería fuerza.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil