El clásico va siempre más allá del terreno de juego

Un clásico sin cafeína ni azúcar

OPINIÓN

Pere Mas

@peremas

Dicen que un clásico siempre es un clásico, que es un partido abierto en el que puede pasar de todo y de los que hacen afición. Aunque suene a tópico es cierto, pero el Barça-Madrid de este sábado parece cualquier cosa menos un clásico. Una de las características de este tipo de encuentros es el ruido mediático que lo precede, normalmente una semana previa cargada de puñales de la Central Lechera, y ya no les cuento en la época Guardiola-Mourinho. Será por el coronavirus o por el nivel de juego de ambos equipos el silencio es perturbador, no hay ambiente, no hay excitación. Ni las comparecencias previas de Zidane y Koeman han agitado el avispero.

El francés se ha limitado a admitir que “no lo puedo negar, me juego el futuro” con un Madrid que para Koeman “es un gran equipo, experimentado, que aguanta la presión y sabe que toca ganar después de dos derrotas”. Pero quien siempre gana estos partidos, ya sea en el campo o en los despachos, es Su Florentinezza que según José Ramón de la Morena ya tiene un plan y lo contó en ‘El Transistor’ de Onda Cero. El plan de Florentino Pérez pasa por poner a Pochettino en lugar de Zidane, un entrenador que “ya ha sido tanteado, él y su cuerpo técnico están disponibles”. Eso sí, por mucho que el Madrid llegue sin oxígeno no hay que fiarse nunca. Y mientras, ni mu de la moción de censura, que no está ni se la espera.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil