Valverde no continuará la próxima temporada

El ciclo de Valverde acabará en junio... pase lo que pase

OPINIÓN

J.Mª Casanovas

El entrenador del Barça tiene fecha de caducidad, el ciclo de Ernesto Valverde acaba en junio del 2020. No importa el contrato que tenga firmado. Mentalmente las dos partes lo tienen decidido, pase lo que pase. Solo hay dos opciones posibles. Si el equipo no consigue los objetivos fijados, la directiva buscará un recambio para frenar las críticas y volver a ilusionar a la afición. Si el Barça ganara la Champions, sería el técnico el que tomaría la decisión de no continuar consciente de que su etapa en el Camp Nou no puede finalizar mejor, no quiere repetir una temporada como la actual. Queda una tercera opción que a día de hoy siendo líderes en la Liga y en la Champions nadie contempla, si los resultados deportivos a partir de ahora fueran muy adversos podrían cesarle. Para que esto suceda, el equipo tendría que descarrilar en las dos competiciones importantes, un auténtico descalabro.

Este es el panorama que se respira en Can Barça aunque nadie lo confiese y la mayoría lo desmienta. Comienza a cundir la opinión de que Valverde ya ha dado lo mejor de sí mismo, que el vestuario necesita un entrenador que pueda imponer su ley para iniciar una nueva etapa. El banquillo del Camp Nou es una trituradora y Valverde está a siete meses de llegar a la misma situación que Luis Enrique. Con más ganas de irse que de quedarse.

Bartomeu defiende a Valverde porque le gustaría terminar su mandato en el 2021 con el mismo técnico. Pero quien decide y marca el timing es el marcador. Sin títulos, hasta es posible que una moción de censura presentada por un futuro candidato con credibilidad llegara a tumbarlo. Si echamos mano de la hemeroteca están sucediendo demasiadas cosas que ponen en evidencia que el poder del actual entrenador se ha visto reducido.

1.- Valverde no pidió a Neymar y a directiva se empeñó en traerlo aunque fracasara en su intento.

2.- Su apuesta por la cantera ha sido más por necesidad que por convencimiento. El experimento de Ansu Fati está por ver cómo terminará.

3.- Ha concedido demasiados privilegios a los cracks que han repercutido en el rendimiento físico del equipo.

4.- No ha repetido una alineación, ha utilizado 23 jugadores en 16 partidos.

5.- Ha prescindido de Rakitic por orden de la directiva, lo que significa que prevalecen los intereses económicos ante los deportivos.

6.- Los propios jugadores han realizado críticas públicas, desde Ter Stegen hasta Rakitic pasando por Arturo Vidal.

7.- Dembélé no cuaja y comienza a parecer un problema grave.

8.- Piqué confiesa por televisión que duerme 4 o 5 horas al día lo que no es lo mejor para un deportista profesional.

9.- Riqui Puig brilla en los amistosos y nadie parece ver que necesita progresar en el primer equipo.

Por si fuera poco todos estos temas que flotan en el entorno barcelonista, Valverde comienza a leer en la prensa nombres de posibles candidatos a su puesto. Koeman se postula para ser elegido, Roberto Martínez ha sido contactado y Marcelo Gallardo, el entrenador de River Plate, parece bien colocado. Aunque la mayoría de directivos si pudieran ficharían con los ojos cerrados a Jürgen Klopp a la vista de su fuerte carácter y los resultados conseguidos en el Liverpool.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil