Centrar balones, ¿el nuevo estilo del Barça?

Centrar balones, ¿el nuevo estilo del Barça?

Ernest Folch

Colaborador de SPORT

Xavi Hernández, en rueda de prensa
Xavi Hernández, en rueda de prensa | Valentí Enrich

El preocupante récord de tres derrotas seguidas del Barça en el Camp Nou ha puesto el foco sobre el bajo rendimiento de algunos jugadores. En medio del tsunami, ha quedado en un segundo plano el debate eterno sobre el estilo de juego. Con Koeman en el banquillo se generaban grandes tertulias sobre el ADN, especialmente después de las derrotas.

Con Xavi, en cambio, se pone el foco en otras cuestiones, quizás porque al de Terrassa se le presupone, con razón, un apego innato al estilo Barça. Sin embargo, la realidad empieza a exigir análisis un poco más profundos. Porque desde la llegada de Xavi al banquillo, independientemente de los resultados, se ha visto un cambio sustancial del equipo en un aspecto revelador del juego: los centros al área. Resulta que desde el mes de enero, el Barça ha disparado exponencialmente esta faceta del juego, como demuestra esta estadística espectacular: el equipo ha pasado se de ser el 22 equipo de laLiga (es decir el último) en la temporada 2020-2021 en centros realizados, con 494, a ser el sexto en la 2021-2022 con 690 a falta todavía de cinco jornadas para terminar el campeonato. Es decir, ha escalado 14 posiciones. En las tres últimas derrotas, esta tendencia ha alcanzado cotas inquietantes: contra el Cádiz se hicieron 36 centros, contra el Eintracht 30 y contra el Rayo se alcanzaron los 40, una cifra récord en la historia reciente.

Ciertamente, este recurso es un indicador de desesperación, pero es también una decisión consciente del entrenador cuando de manera reiterada tira de Luuk de Jong (especialista en rematar de cabeza) y suma delanteros por acumulación (en los últimos partidos han llegado a coincidir 5 sobre el campo). En comparación, Koeman, muy criticado por su estilo de juego, tenía una media de poco más de 13 centros por partido (en el debut ante la Real Sociedad esta temporada el equipo hizo 11 y en la última derrota 3-0 ante el Bayern solamente 12). Es evidente que centrar no está prohibido y es muy necesario para terminar ciertas jugadas, pero el abuso del centro, y especialmente del centro por alto, supone alejarse del estilo original del Barça, guste o no guste. Lo que es más sorprendente es que esta tendencia suceda con Xavi en el banquillo, y que algunos que (a veces con razón) ponían el grito en el cielo por el juego de Koeman ahora guarden un curioso silencio sobre esta última evolución del juego. En cualquier caso es lícito preguntarse: ¿ha cambiado el Barça su forma de jugar?

MÉS QUE UN CLUB. En el Barça, sin pasado no hay presente

Me ha gustado que la Junta Directiva del Barça haya aprovado la Comisión de la Memoria Histórica, con figuras contrastadas que pueden ayudar a que se conozcan aspectos relevantes de la historia del Club. Si alguna entidad tiene autoridad para hablar de Memoria Histórica es el Barça, el único club del mundo al que le han fusilado un presidente (Josep Sunyol). Es una iniciativa esencial para que las nuevas generaciones entiendan que sin saber de donde venimos es imposible saber a donde vamos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil