Sport.es Menú
Iago Aspas espera romper su sequía goleadora

El Celta no ha mostrado aún su calidad

OPINIÓN

Pichi Alonso

@PichiAlonso9

DEBUT DE ÒSCAR GARCÍA El primer trabajo a llevar a cabo por el exjugador azulgrana como entrenador del Celta será sin ninguna duda intentar recuperar anímicamente a sus jugadores, subir el estado anímico individual y colectivamente. La confianza y autoestima es clave para los futbolistas y el rendimiento va en consonancia al nivel de confianza del grupo. Conocedor a fondo del equipo blaugrana, tendrá sus puntos de vista acerca de cómo poder afrontar el partido con las mejores garantías de éxito, aunque bien es cierto, que luego son los jugadores los que hacen bueno o malo el planteamiento del técnico. Un Celta en descenso que continúa pecando de los mismos déficits de las pasadas temporadas, donde siempre ha sido de los equipos más goleadores de la competición. Sigue en esa línea, con cuatro derrotas consecutivas y con muchos errores graves en defensa que son aprovechados por los equipos rivales. Pero a tenor de las estadísticas, el problema del Celta no radica actualmente en los goles encajados, sino en los pocos goles que consigue marcar el conjunto vigués. Es el equipo menos goleador juntamente con los dos colistas -Leganés y Espanyol- con seis goles, y esa es la gran diferencia con las anteriores Ligas, pues encaja más o menos los mismos goles -diría que menos-, pero en cambio está muy lejos de los que conseguía en anteriores campañas. Se movían entre los 50 y 60 goles en ataque y siguiendo la línea de este inicio de campeonato, apenas terminarían con 35 goles marcados.

refuerzos ofensivos

Más curioso es lo que acontece ofensivamente en el conjunto vigués si tenemos en cuenta a priori los buenos refuerzos que se han firmado esta temporada en el plano ofensivo -Santi Mina, Rafinha, Denis Suárez, Juan Hernández- que junto a Iago Aspas conforman un abanico de jugadores muy interesantes y potencialmente muy peligrosos en ataque. Vamos a ver si Òscar García es capaz de sacarle el rendimiento que por calidad parecen tener y que no han mostrado todavía. De momento  no podrá contar ni con Rafinha ni con Santi Mina, lesionados. Denis Suárez empezó muy bien el campeonato pero se ha ido diluyendo con el paso de los partidos, hasta el punto de ser sustituido en algún encuentro con el marcador desfavorable a su equipo. Tampoco su líder en ataque, Iago Aspas, parece encontrar el nivel mostrado la campaña pasada y lógicamente el equipo se resiente mucho. Sigue siendo aquel equipo alegre que quiere tener el balón, que sufre cuando debe defender y que es excesivamente vulnerable en defensa. La falta de un mediocentro defensivo -ni Lobotka ni Fran Beltrán lo son, y tampoco Okay es un típico hombre de cierre-, más los dos hombres de banda -Brais y Denis Suárez- que son claramente delanteros, más los dos puntas, conforman un equipo de mucha calidad técnica, pero con un gran problema: le cuesta ser competitivo. Rubén en portería con una línea de cuatro hombres atrás, con Hugo Mallo, Aidoo, Araujo y Olaza, aunque en un principio todo once titular es una incógnita puesto que todavía no conocemos las intenciones de Òscar García. Han estado jugando con un 4-4-2, pero podría cambiar esa disposición táctica hoy ante el FC Barcelona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil