Messi descubre cosas de su infancia para ayudar a los más necesitados

Calor en las ondas y en el vestuario

OPINIÓN

Pere Mas

@peremas

La culpa es de la canallesca, como siempre. De la canallesca y en esta ocasión de las malvadas cámaras de Movistar+ que captaron el mal rollo entre Messi y Eder Sarabia durante una pausa de hidratación del Celta-Barça. La autopsia del conflicto empezó con Juanma Castaño en Movistar avisando “atención a la reacción de Messi cuando se acerca Eder Sarabia: Messi ni se gira, no se pierdan la cara de Setién que ve la escena en primera persona, vean la cara del entrenador”. Unas horas después, Sique Rodríguez lanzaba la primicia en ‘Què t’hi jugues!’ de SER Catalunya al revelar que “antes del entreno de ayer hubo una reunión dura y tensa en el vestuario donde se tiraron los palos por la cabeza”.

EN DEPORTES CUATRO FUERON DOS PASOS MÁS ALLÁ

Por una parte Manu Carreño facilitando más detalles “los pesos pesados consideran que ha de ser el primer entrenador quien se dirija a ellos, nunca Eder Sarabia” y avisando de que “vuelve a aparecer Xavi Hernández”.

Por otra, David Bernabéu sugiriendo que el actual entrenador “podría no terminar la temporada”. Y en ‘Jugones’ Josep Pedrerol metía una marcha más “¡cómo humilla Messi a Sarabia, ni le mira, le ningunea, Setién y Sarabia lo están haciendo mal, pero aquí quien queda mal es Messi!”.

Ya se sabe que cuando la pelotita no entra, empiezan los problemas. Y a Setién da la impresión de que algunos les están preparando un traje de pino

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil