Sergio Busquets, un jugador histórico

Busquets siempre en el campo

OPINIÓN

Ferran Correas

@ferrancorreas

La pasada semana, después de la semifinal de la Supercopa que el Barça jugó contra el Real Madrid, a muchos nos inundaron a mensajes via Twitter pidiendo la suplencia de Sergio Busquets. El hashtag era BusquetsEnElBanquillo. Horas más tarde, gracias al periodista siempre bien informado Acharf ben Ayad, se supo que era una campaña iniciada desde el mundo árabe a la que se sumaron un buen número de influencers.

Estaban enfadados por el error que el de Badía había cometido en el primer gol del Real Madrid, cuando se dejó robar la cartera por Benzema. Lo peor es que a esa campaña se sumaron desde aquí los habituales detractores de quien ha sido uno de los mejores medios centros de la historia del Barça, esos que no alcanzan a entender porque el de Badía ha sido indiscutible tanto en el Barça como en la selección española desde que Pep Guardiola le hizo debutar en el primer equipo el 13 de septiembre del 2008. Esos que debían secundar a la prensa de Madrid cuando discutía la titularidad del blaugrana en la selección española en el 2010, justo antes de ser el cerebro del combinado que ganó el Mundial.

Busquets ha sido el timón del mejor Barça de la historia y aun así, su excelencia no fue nunca reconocida en los premios individuales. Tan injusto como cuando el actual capitán se ha ido convirtiendo sistemáticamente en el centro de las críticas cuando las cosas han ido mal. Sin tener en cuenta que a Busquets siempre le han penalizado los malos momentos del equipo, especialmente cuando el equipo se ha hecho largo.

DEL BOSQUE Y CRUYFF

Busquets no suele responder a las críticas y tampoco lo hará ahora. Él siempre ha decidido hablar sobre el terreno de juego. No ha respondido nunca él, pero sí lo han hecho los técnicos que han tenido la suerte de entrenarlo. Como Vicente del Bosque, que no dudó en reconocer que si volviese a ser futbolista le gustaría ser como Busquets. “Lo hace todo, está siempre dispuesto a ayudar al equipo, es generoso, se vacía defensivamente, y es de los primeros que empieza a jugar al fútbol. Y cuando el está bien, el fútbol se hace más fluido”, dijo el exseleccionador.

Los que lo han entrenado y también los que no, como Johan Cruyff. “Cuando la pelota cae en un sitio, él siempre está cerca por el buen sentido del juego de posición que tiene. Y cuando las cosas parece que se complican para los de atrás, él opta por ir a presionar en lugar de lo que harían el 90% de los centrocampistas, que es ir hacia atrás y defender. Hace lo que no hacen los otros. Tiene tranquilidad, su técnica es efectiva, la velocidad de sus pases es la adecuada y siempre está en el sitio exacto”, decía el genio holandés a Ramon Besa en una entrevista en El País. Palabra de Dios.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil