Xavi Vilajoana ha tomado las riendas de La Masia

Un buen plan para el Barça B

OPINIÓN

Albert Masnou

La designación de Xavi Vilajoana como nuevo responsable directivo del Barcelona B supone que todo el peso de la cantera, desde los más pequeños hasta que están listos para dar el salto al primer equipo, recae sobre una única persona.

Y, concretamente en alguien que realmente está interesado en todo el proceso porque como jugador lo vivió en sus propias carnes (fue jugador del filial) y como directivo ya ha demostrado su implicación desde el mismo momento en el que Bartomeu le escogió.

El acierto del presidente de ampliar el radio de acción a Vilajoana es grande y la lástima es no haber actuado así con anterioridad porque el club se habría ahorrado muchos vaivenes sonrojantes de las últimas temporadas, tantos fichajes que no han servido para nada...

Un cambio

Vilajoana no garantiza el éxito, entre otras cosas porque las buenas generaciones aparecen como por arte de magia y porque le achacaremos errores en los descartes que hará y se equivocará, pero sí garantiza una manera de funcionar que debería tener continuidad hasta que el jugador llame a la puerta del Camp Nou.

El Barcelona B se encuentra ahora ante una oportunidad de oro para ascender de categoría, una ocasión que no hará variar la política del club en lo que se refiere a los chicos.Se les protegerá y ya todo dependerá de ellos. Estén en Segunda A o Segunda B.

Se han acabado los fichajes extraños, jugadores que llegaban sin pasaporte y ni debutaban, inversiones pésimas que solo mermaban la moral de los canteranos. La Masia recuperará su valor con Vilajoana porque el objetivo es regresar a los orígenes del Barcelona

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil