La conquista de la Copa del Rey, una inyección de moral para el Barça

¡Bravo equipo... y a por la Liga!

OPINIÓN

Gerard López

Después de un gran inicio de año y de un parón de selecciones que frenó un poco este impetu, el Barça volvió a recuperar su mejor versión en uno de los partidos más trascendentales como es la final de Copa del Rey. Objetivo cumplido. Primer título de temporada y reafirmación en una idea que le debe servir para los ocho partidos de Liga que le restan. Un premio que debe servir para un futuro inmediato. 

Conseguir un doblete en esta temporada sería un gran éxito notable por donde viene le Barça en la pasada temporada, por las dificultades del mercado en el pasado verano y en el de invierno y por el mal arranque de la temporada.

EL PAPEL DE RONALD.- Koeman ha sabido reinventar el grupo, se ha sobrepuesto a las circunstancias extrañas y ha conseguido juntar un bloque competitivo con la aportación de unos veterenos, que son la referencia, y un grupo de jóvenes, que aseguran el presente y futuro inmediato del club. No solo Messi, Busquets, Alba o Piqué son básicos sino que los Migueza, Pedri y De Jong han logrado asentarse como titulares. Koeman ha conseguido aunar esta mezcla.

Los veteranos son los líderes pero se sienten apoyados por los jóvenes. Y esto es mérito de Koeman. Quizás se hubiera agradecido que el presidente le ratificara para el próximo curso.

A partir de ahora ya no habrá distracciones. La Copa la ha ganado, la Champions está olvidada, incluso con despedida dulce como fue el partido de París. Ahora cada partido es una final y el Barcelona debe no dejar escapar ni un punto más.

La jornada que adquirirá más transcedencia es la que, a cuatro del final, el Barça recibe al Atlético y el Real Madrid al Sevilla. El equipo de Koeman debe llegar a ese momento con la capacidad de depender de sí mismo, que ganando al Atlético le adelante tanto en la puntuación como en el gol average. 

Este partido será comprable a una final de Copa o una final de Champions o la ‘vendetta’ al que el Atlético empató en el Camp Nou y acabó ganando la Liga del Tata Martino. Será una final. Antes, todos los partidos serán difíciles pero, en el momento que llega el Barcelona, no hay equipo más en forma en la Liga. La manera de afrontar este tramo final es importante. Hay que salir con máxima intensidad. 

AMBICIÓN.- Y el mejor ejemplo es el partido de Copa, en el que el Barça salió a tope desde el minuto 1. Los partidos deben ser empezados con la ambición de comerse al rival. Con esta actitud, el Barcelona no tiene adversario. Ahora es un tema de mentalidad p orque, tal y como se ha visto, las fuerzas le llegan de sobras.

El Madrid está más limitado por las lesiones y por jugar la Champions y el Atlético tiene también bajas importantes. El Barcelona esta más fresco. Llega muy bien a los tramos finales de los partidos. Hay gente joven que le empuja y esto sitúa al Barça por delante del Atlético y Real Madrid. 

El equipo debe centrarse a meterle ritmo de pelota para desgastar al rival. El Athletic no pudo frenarle en momento pese a que sus virtudes son físicas. Cuando quiere, no tiene rival. Y hay que trasladar esta ambición demostrada en la final de Copa en los partidos que restan de la Liga porque lograr el doblete sería el colofón a una gran temporada.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil